Si me conoces no alardees

Si me conoces no alardees, yo se quién soy

Frase del día:

domingo, 1 de enero de 2017

Feliz y Próspero 2017

Curiosamente he leído muchas publicaciones en Facebook en las que muchos "agradecen" que el 2016 ya estaba de salida y hasta llegaron a festejar, redundando, festivamente el término de este año que se fue. Como músico de Rock confieso que me dolió sobremanera la partida de tanta figura importante que este año mencionado se llevó, no obstante también acepto abiertamente que 2016 fue bueno para mí de manera personal. Fue tiempo, fue espacio, fue circunstancia, fueron hechos, fueron razones pero lo fueron. Yo determiné si fue progreso o regreso pero hubo cosas buenas y, honestamente, esta reflexión me la provocó mi caramitad, Oly Betancourt, cuando ella fue quien así lo expresó: este fue un buen año.

Como sea. Mucha gente se subió al barco "messyblusiano" de la locura y la no cordura y siguió la fiesta de lo improbable con misterios y paradojas muy a mi estilo y así lo asumieron, estando de acuerdo y estando en desacuerdo en muchas cosas que como persona y como artista expresé. Algunos se ofendieron y usaron su inalienable derecho de "bloquearme" por mis criterios, muy personales y muy humanos, en tanto otros usaron ese mismo derecho para decir exactamente lo contrario: "Estar de acuerdo en ello". Está bien, la vida tiene ese curioso y peculiar sentido del humor de poner a las personas adecuadas en el camino de uno. Esto es, se quedan y llegan las personas correctas, las circunstancias correctas y las vivencias correctas.

Pero en un sentido más coloquial, definitivamente creo que en este punto (me refiero a este momento) me aprecia y me entiende la gente correcta así como yo hago lo propio. Como sea, el simple hecho de estar vivo es algo que se agradece y el tener amistades y personas amadas es algo que también se agradece. Este fin de año fue especial, creativo y pleno de triunfos personales, ascenso en tantas cosas y hasta regalos inesperados por parte de la vida. Ironía, regalos que que uno pensaba que serían remotos.

Es muy posible que la mitad de la gente que lea esto no crea en Dios y por ello no celebró la Navidad pero es poco lógico que no celebren el Año Nuevo (a menos que sean muy apáticos y yo no me junto con apáticos) y por ello esto nos une mucho, a ustedes y a mí, en el sentido mismo de sentirnos muy cerca de las personas y las cosas que nos importan y, ojo, no queriendo decir que por fuerza tengamos cerca físicamente a nuestra gente.

Al final brindo por todo ello. Brindo por los que cayeron y se levantaron, brindo por los que lloraron, brindo por los que siguieron adelante, brindo por los que se preocuparon, brindo por los que rieron, brindo por los que triunfaron, brindo por los que crearon, brindo por los que sufrieron, brindo por los que aprendieron, en fin, brindo por los que han sentido la vida misma y han encontrado razones para seguir adelante y también por los que en este momento quisieran encontrar esas razones.

Ese es el punto, no importando quiénes o cómo seamos, estamos aquí, yo escribiendo y ustedes leyendo, encontrando razones, repito, para saber que, por algo, seguimos adelante.

Feliz Año Nuevo a Ustedes, Feliz Año Nuevo al Mundo Entero y especialmente Bienvenido sea este año, por las oportunidades de corregir lo que nos haya salido mal y para mejorar lo que nos haya salido bien. Una oración por los que se adelantaron, una flor para los que luchan y una sonrisa pera los que tienen esperanzas.

De mi mayor consideración:

Messy Blues

Enero 01 de 2017

lunes, 19 de diciembre de 2016

Esa cosa llamada "Navidad"

Navidad para herejes

Cuando era un chiquillo qué alegría.... jajajaja, ya en serio. Hola a todos los que suelen tener ese mal hábito de leer mis improverbios autosatisfactorios. Primero un abrazo y gratitud por ello y luego otro abrazo por las fechas que estamos pasando en estos días (diciembre). Comienzo realmente este post recordando mi niñez, mi adolescencia y mi juventud (ajúa!) cuando tradicionalmente, y dentro de lo disfuncional que pudieran haber sido ambas ramas de mi familia (materna y paterna) siempre se celebraban en casa, o en las casas de la familia, tanto el Grito de Independencia como el Día de Muertos, la Navidad y el Año Nuevo y era casi un pecado no estar presente. Generalmente eran las dos abuelas las argüenderas en estos asuntos, si había piñatas y cosas así era por la abuela paterna y si había romeritos y otros manjares bien mexicanotes era por la abuela materna, aune la paterna también se lucía en las cenas, cabe decir. Ambas se encargaron de que las mandarinas, los cacahuates, la colación, las luces de bengala, los villancicos, las cañas, el pastel y todos esos asuntos de Navidad nunca se perdieran y también en ambos casos, los dos abuelos masones, ambas trataban de mantener el peso católico de la tradición familiar.

Luego entonces crecí con ello. Cambié más de una vez de ideología pero siempre mantuve una idea concreta de algo en qué creer. Nunca me decidí por el comunismo a pesar de que muchos en el colegio y en el bachillerato cacareaban tanto a favor del Che Guevara y héroes de ese tipo. Contestatario era, rebelde era, cuestionador del sistema era pero nunca fui un "Revolucionario Rojillo" viviendo de sueños de héter. Creo que soy un tanto materialista y hasta consumista en un grado determinado pero definitivamente nunca basé mi moralidad en regalos ni para darlos ni para recibirlos. Ciertamente a más de uno y una les di algún regalo y también recibí pero en realidad yo siempre fui más espiritual que pose y a todo mundo le deseaba felicidades creyeran o no en la navidad.

En los años 80 tuve probablemente una suerte de encuentro cara a cara con las razones de creer. No le llamaremos Dios, ni Cristo, ni Buda, ni Alá, ni Mahoma ni ningún nombre que le etiquete como "Religión", podríamos llamarlo "Yo interior" o "Guitarra" o "Grammy" o el nombre y la forma que más se nos antoje. Si mal no recuerdo fue en 1989 en los días previos al aniversario de la muerte de Lennon cuando yo me quedé unos días en casa de mi tía, allá en Salvatierra, Gto. y llamaron a la puerta unos testigos de Jehová. En ese entonces su retórica era más agresiva y burda que la actual y te culpaban básicamente hasta de cagar. En mis divertidas respuestas los desesperé y una señora me dijo lo siguiente:

"En la Biblia no dice nada de celebrar la Navidad, no cree que si Dios quisiera que la celebráramos lo hubiera escrito en la Biblia?"

Mi expresión, según recuerdo, fue entre divertida y con la más abierta cuestión acerca de que no podía creer que alguien pudiera pensar que Dios mismo se pusiera a escribir un libro y que de hecho diera esa persona por sentado que eso hubiera sucedido realmente. Incluso en esa época me quedaba claro que la Biblia es el más hermoso y mejor logrado libro basado en "Metáforas" redactadas por la poca gente letrada de cada época correspondiente al documento. Es decir, técnicamente hablando la Biblia fue posiblemente escrita por los responsables de la iglesia en turno y haciendo uso de algo que estaba virtualmente negado a las mayorías: la escritura. Si tuviera que opinar en una conferencia científica acerca de la Biblia, lo más seguro es que tendría que dejar mi imaginación de lado y centrarme en el hecho de que incluso los Apóstoles (pescadores) no sabían leer y por lo mismo tampoco escribir, algo que arrojaría una fiera discusión con los representantes de las iglesias que me acusarían de herejía. Lo cierto es que leer y escribir, en esa época, era un privilegio de muy poca gente, toda ella muy poderosa.

La cosa es que medio en risas y medio con cierto respeto, le respondí a la doña algo que les hizo enfadar:

"Pues la neta no sé si Dios quisiera o no que la Navidad se celebre pero creo que hasta debería estar agradecido de que lo hagamos"

La doña puso una cara que casi provocó que me miccionara de la risa y en seguida alegó:

"Cómo cree????, cómo puede usted decir eso?"

Le respondí de nuevo:

"Sí jefa. La neta si la Navidad es un invento del hombre, y es muy seguro que lo sea, es probablemente la única época del año en que, mal que bien, tratamos de encontrarnos entre nosotros y hacer de este mundo dificil algo llevadero. Si Dios existe, según yo, debe predicar el amor, no todas esas idioteces de sumisión funcional"

A los testigos les ganó la dignidad. Se enfadaron tanto que simplemente se despidieron y me dejaron en paz.

Ese mismo año me había hecho amigo del Padre Beto (Roberto González), que era un sacerdote al que le gustaba tocar la guitarra y quería modernizar sus grupos de dinámica juvenil. Me invitó a pertenecer al coro y todo eso y acepté, la verdad, porque había cada forro de vieja ahí que no podía decir que "No". El valor agregado fue la actitud de los weyes que tocaban en el coro, bien encabronados porque yo entré al coro y les metía escalas de Blues a las canciones de la iglesia (me cae que soy el diablo, jajajajajaja). Así que el Padre me invitó a un retiro espiritual al que no me negué porque, confieso, yo andaba buscando ligue. Aquí la sorpresa.

Las dinámicas de esos retiros pueden describirse de muchas maneras. Yo era un bastardo, honestamente, me portaba mal, era rebelde y en las charlas cuestionaba a los expositores. Incluso al Cura Tiburcio Salmerón se le ocurrió mencionar el existencialismo como un llamado del maligno y, ya sabrán, saqué mi mejor discurso sobre el tema (en el que obviamente le llevaba ventaja al Señor Cura) y mis compañeros asistentes casi me excomulgan. Ironía; el Señor Cura se hizo mi amigo después de eso y me pidió prestados algunos libros sobre existencialismo, de hecho hasta de izquierda y socialismo terminamos hablando en algún momento. Por si pensaban que los sacerdotes no leen.

Un día previo a terminar el retiro, los encargados de la dinámica nos pidieron a todos los asistentes nuestros datos; ya saben, dónde vivíamos, gente conocida y/o familiares, etc., por si algo nos sucedía, nadie sabía lo que pudiera pasar. Bonita estaba la cosa. Ese mismo año, en Junio, mi abuela había vendido su casa de Salvatierra y se había largado a la Ciudad de México, mi tía difícilmente podía moverse de donde estaba y, en resumen, yo de plano andaba de caridad por todos lados sin nadie en concreto que respondiera por mí. Se me ocurrió dar los datos de un tío (cuya hija también había asistido al retiro) y los datos de la única familia que me apoyó en tiempos duros y difíciles. No digo nombres pero ellos hacían ropa de piel.

El último día sucedió algo bien extraño. En plena charla sobre mística de creencias, una de las responsables del retiro se puso a gritar como la loca llamándonos hipócritas a todos, dijo que nos sentíamos bien crísticos y bien "buena onda" por la euforia del ambiente pero que en realidad éramos unos pinches hipócritas y que en cuanto se nos pasara "el gusto" íbamos a ser los mismos hijos de puta que acostumbrábamos ser siempre, que en balde el dinero que habíamos gastado para el retiro (al cabo yo ni había pagado, jajajajaja). Obviamente no con esas palabrotas pero en esencia fue lo mismo. Yo me levanté y le dije que no debería decirnos esas cosas y ella me respondió que YO era el peor, el más hipócrita de todos. Sentí tanto coraje que me salió lo justiciero y comencé a alegarle y de pronto todos comenzamos a alegarle, todos comenzamos a "crucificarla" por haber atacado nuestra integridad espiritual. "Redepente" un seminarista, el que estaba dando la plática, tranquilamente interrumpió a nuestra atacante y la abrazó consolándola (lloraba) mientras nos decía que en realidad se trataba de una manera de medir lo aprendido. Hijos de la guayaba, y yo ya me había mega encabronado!!!.

Aquí viene la parte realmente chida....

Encontrábame yo solitario en la habitación que se me había asignado, pensando, pensando, pensando: Qué era yo? Quién era yo? Qué misión en la vida tenía yo en este mundo matraca? y que a todos les comienzan a dar cartas de sus familiares. Se formaban en grupitos, a unos les habían escrito sus padres, sus hermanos, sus esposas, sus esposos, sus novias, sus novios, sus hermanos, sus hermanas. Yo de a perro. Nunca en mi vida me había sentido tan alejado de mi familia, de mis amigos de siempre (que a raíz de que me convertí en rico venido a menos se redujeron bastante), de gente a la que quería mucho, en fín, me sentí, no solo, lo que le sigue a sentirse solo. Salí al patio con la venia de los encargados a fumarme un cigarro y, oh sorpresa, repentinamente alguien me dio cartas, unas de la familia de la ropa de piel y otras de los hijos de mi tío (o sea, mis primos). Quedé helado, frío, petrificado, mudo como un idiota y perplejo de todo eso. Unos meses antes me había callado el dolor y la frustración que me había provocado que mi abuela vendiera la casa y que, peor aún, me dejara a mi suerte después de que yo no había ejercido la carrera por dedicarme a apoyarla desde 1985 (estamos hablando de que esto sucedió en 1989, ok?). Esto es, la venta de la casa (en realidad la abuela casi la regaló) fue una afrenta familiar que me había convertido en uno de los sujetos cuya caída social había sido más escandalosa que si me hubiera vuelto loco (ya estaba, así que no hacía falta) en una sociedad tan material como era la crema y nata de Salvatierra (y que ni ha cambiado, por cierto). Me encerré en la habitación, le di dos respiros al ventolín (eit, soy asmático) y en ese momento, en ese preciso instante me encontré de frente, cara a cara con lo que quiera que ustedes o yo podamos llamar "Dios". Fue una forma de sentir su pregunta, casi riendo: "Me decías?". Dejé salir todo, la afrenta familiar, el dolor de llevarlo a cuestas, la humillación de confrontar el vero falso aprecio de la gente que me había rodeado en tiempos de riqueza, el alejamiento de gente que amaba pero para la que yo había dejado de ser "Tonatiuh el del Bohemio", la pérdida de algo a lo que me sentía enraizado y esa extraña sensación de estar abandonado incluso por mí mismo. Salieron los "Por qués", los "para qués", los reproches y al final la gratitud. Al final de ese raro pero genial episodio descubrí quienes eran realmente parte de mi mundo pero, aún más importante, descubrí que afortunadamente me tenía a mí mismo. No podré dar la certeza de que Dios exista, al menos científicamente hablando, pero de que me quedó claro que me mandó el mensaje, me quedó clarísimo.

Después de eso cometí muchos errores, claro. No en balde me divorcié ya una vez, he tenido conflictos con mis hijos y hasta con mi madre pero mantuve la certeza de que había una respuesta más a todos esos tormentos de los que no conseguí librarme y fue a través de un colega con el que solía confrontarme mucho que descubrí que para recorrer el camino hay que creer, creer en uno mismo y ese es el punto, el asunto este de la Navidad no radica en celebrar el cumpleaños de Jesús, al menos no como mero festejo diplomático. Ni siquiera existe un dato fidedigno de cuándo nació Jesús (iniciado esenio) pero existe una época del año para encontrar a ese pequeño niño que nació en algún lugar, tal vez de nuestro corazón, de nuestro espíritu, de nuestras canciones, de nuestras novelas, de lo que sea pero en alguna parte nace cada año y se renueva.

No creas en Cristo si no quieres, no creas en Dios si no quieres y no creas en absolutamente nada pero nunca, nunca, cometas el pecado imperdonable de no creer en ti mismo porque al final eres la única persona que se quedará contigo. Creer es tener fe y a veces esta debe ser ciega y esa cosa llamada Navidad no está en los regalos comprados en Liverpool, ni en el celular de última generación, ni en los dulces, ni en nada material. La Navidad está en la sonrisa de tu gente y en su felicidad de tenerte cerca pero aún más allá, está en ese "algo" que se llama "Integridad".

Así las cosas lectoras y lectores

Pásense la Navidad más increible de sus vidas crean en lo que crean y que este 2017 esté cimentado en la fe en ustedes mismos!!!!

Los deseos del Messy Blues

jueves, 15 de diciembre de 2016

Tan solo en un segundo, hace 17 años

Cuando la imprudencia nos alcanza
Recordando a quienes partieron hace 17 años

Dejé pasar un día un poco a propósito y otro poco por el poco tiempo disponible con el que cuento pero desde luego aquel fatídico accidente en la carretera Celaya-Salvatierra acaecido el 14 de diciembre de 1999 entre una pipa de gas y el autobús Flecha Amarilla ha quedado marcado con sangre para Salvatierra, Tarimoro y algunos turistas de otras regiones cercanas. A propósito lo dejé pasar para publicar algo al respecto porque tuve la poca fortuna de perder a personas muy cercanas en el sentido de amistad, muy apreciadas y algunas que conocía de hacía mucho tiempo y que eran parte del entorno con el que, en parte, crecí en mis constantes viajes para visitar a la abuela en Salvatierra.

La Sra. Amparo Bocanegra, mamá de tres amigos míos (Karina, Fernando y Anita) y esposa de un amigo de la familia (Fernando Rosillo) pertenecía a ese entorno y aunque nos tratamos realmente poco y circunstancial era también muy apreciada por la abuela (para mostrar la importancia de ello, mi abuela fue la que me crió) y por ende en cada oportunidad que nos encontrábamos en el camino diario entre la herrería de los Rosillo Bocanegra y las rutas de la ciudad, intercambiábamos saludos y sonrisas con aquella confianza que sólo había entre gente entrañable. Ya saben, en el Barrio de San Juan (Salvatierra, Gto.) de un modo u otro éramos una suerte de familia, incluyendo a los rebeldes "Chorure" que, pese a que suena a una temible pandilla en realidad eran algo así como los guardianes de la casta y la dignidad de nuestras calles, rivalizando con los "Black Widows", los equivalentes de la zona Zaragoza-Guadalupe en la misma ciudad. Así y todo, la Sra Amparo, su esposo y sus hijos éramos parte de ese mundo que tanto amábamos.

Lo anterior fue una especie de costumbre casi ritual por al menos 19 años y poco antes de que eso dejara de ser igual yo estaba contratado a sueldo como mercenario en el partido harto famoso por "dinosáurico" que por ese entonces, 1997, gobernaba la ciudad. Se preparaban para reconquistar, sin lograrlo, el ayuntamiento y en el cuartel general de la campaña de ese partido conocí a Claudia Ochoa. Menuda, más bien temerosa y algo estridente pero buena persona. Era joven, de hecho no llegaba a los 17 cuando la conocí pero tenía una peculiar habilidad para escribir rápido en la máquina mecánica (de escribir) y la computadora. No sabía ni la "O" por lo redondo de cómo desenvolverse en el entonces famoso y de moda "Windows 95" pero mostraba una gran disposición para aprender, cosa que hacía rápido. Cuando las elecciones las perdió el partido y las ganó el partido amarillo (encabezado por mi también amigo Moisés Ramírez) todos tuvieron que ponerse a buscar chamba ya que habían perdido el chance de ello al perder, insisto, el partido que estábamos apoyando así que a Claudia la ayudaron a entrar a Presidencia Municipal como secretaria y al poco yo ingresé al mismo lugar pero invitado primero por Salvador Morales Rojas y posteriormente ratificado por el propio Moisés Ramírez para el puesto de revisión de estadísticas en el área de "Desarrollo Social", en esa misma oficina Claudia Ochoa se desempeñaba ya en el papel de "Promotora Social" visitando comunidades y obteniendo datos para los polos de desarrollo. Fueron 2 años de ida y vuelta y la interacción con Claudia era normal y de hecho cordial. Me tocó verla reir, preocuparse, apoyar y hasta llorar (y eso duele). Claudia Ochoa, la chica de los dientes prominentes, de mal carácter a veces y de una generosidad poco usual.

También recuerdo a mi amiga Elia. Ella más bien guapa y de carácter alegre. Le ayudé a ingresar al Módulo de Riego precisamente en el 97 pero yo la conocía desde antes, cuando ambos estábamos solteros y éramos parte del coro de la parroquia de La Luz (confieso mi participación nada más por fregar a los que ya se sentían fregados con mi presencia y por las chicas que iban al coro) unos ocho años atrás. Su esposo, Armando, había sido mi jefe inmediato mientras estuve en el IEEG y de ahí surgió que Elia necesitaba trabajar. Otros tiempos ciertamente. Elia, siempre sonriendo y con comentarios cordiales todo el tiempo.

Y así me quedo con incontables nombres a recordar de gente que apreciaba y con la que uno se tomaba un trago (es un decir), tan defensora de su calidad de Salvaterrense y tan mexicana como el honor de serlo implica. Y entra el juego de aquella diferencia entre ser honorable y ser irresponsable. De poderosos que pueden pagar el precio a autoridades corruptas para tapar los pecados de sus empleados que estúpidamente pueden manchar el nombre de sus empresas. Gas Nieto de las más infames, irresponsable y de peor calidad. Flecha Amarilla por su parte ha sido la que ha llevado la comunicación y transporte de la gente en el bajío mexicano; cuidadosa de sus principios y celosa, al menos por ese entonces, de la seguridad de sus clientes (pasajeros). Un lunes 14 de diciembre en que hay tantas prisas y pendientes que los unos se olvidan de las prioridades de los otros.

Ese lunes teníamos ensayo nosotros, habríamos de presentarnos en Tarimoro en un evento público el sábado siguiente. Polo Carranza, baterista de aquel grupo y avecinado en Tarimoro precisamente, llegó espantado. Fue testigo de cómo la pipa de Gas invadió el carril del autobús y embistió de frente causando uno de los peores desastres en la historia del municipio. Por la alguna razón, y a pesar de que insistí, la historia oficial que PGR se quedó fue la contraria, que el autobús chocó a la pipa. Buen billete habrá pagado Gas Nieto, me queda claro. En un segundo la historia de Salvatierra cambió, cambiaron muchas vidas y muchas razones así como cambió la motivación que ensombreció de por vida a los dolientes de las víctimas.

Horas antes yo cerraba mi oficina y Claudia Ochoa planeaba ir a Celaya, al cine dijo. Sola porque a ella le daba la gana ir al cine y quería darse ese gusto. Sin embargo parecía no querer irse, fue la última antes de mí en dejar la oficina. Al final se despidió de los que deambulaban por los pasillos, preocupada, a paso lento. Volteó varias veces a todos lados como queriendo retenerlo todo. Su sonrisa fue lánguida, extraña y hasta un tanto triste. "Nos vemos mañana Tonatiuh", dijo. "Ándale Claudia, vete con cuidado", dije yo. Me da la impresión de haber sido el último que le dijo eso. Ya en el ensayo me burlaba de Polo por su "susto" y ambos hacíamos bromas. Al otro día Salvatierra era un funeral general. El auditorio fue ocupado como anfiteatro, cuerpos llegaban y a discreción se entregaban a los familiares y me encontré a un compañero del trabajo, en el camino, que lloraba a mares. En cuanto me vió se abrazó de mí y me dio la mala nueva "Claudia Ochoa venía en el camión". Mi primo Miguel, policía, estaba un poco más allá, lívido, con cara de más asustado aún. Desde el terremoto del 85 ni él ni yo nos habíamos enfrentado a algo así, mucho menos en Salvatierra. Volteó y me dijo: "Me tocó cargar su cuerpo. No puedo creerlo...", poco más adelante se quebró y comenzó también a llorar estentóreamente, casi convulsivo. Miguel también era amigo de Claudia.

A lo largo del día todos en presidencia tuvimos que enfocar nuestras actividades al apoyo colectivo, a facilitar los trámites, a hacerlo menos doloroso. Vino Carmen Cornejo (gran amiga que también ayudé a entrar al Módulo de Riego) y me dio la siguiente nota: Elia, nuestra amiga mútua, también estaba entre las víctimas. Fue en el café de Miguel Zárate, a un lado de presidencia, en donde recibimos él y yo la otra mala nueva: Amparo Bocanegra, esposa de nuestro amigo Fernando Rosillo también venía en el camión.

Sentado ahí con un café entre las manos mientras Miguel Zárate llamaba a todo el mundo, me quedé pensando, en shock, sin saber qué hacer o decir, pensando:

"Señor, estas cosas no pueden ser tu voluntad. No puedes querer que tanta gente sufra"

A mí me tomó días echarlo fuera pero yo era y soy yo, poco indicado para hacer o decir pero los que quedaron vacíos, dolidos, lastimados, sin sus razones para seguir, qué de ellos. Es muy lamentable pensar que la poca responsabilidad de un chofer que carga material flamable y una unidad pesada sea cubierta por una empresa que poco se comprometió a evitar un siniestro de ese tipo. Es lamentable que la corrupción estatal haya permitido y permeado legalmente la categoría de criminalidad de todo eso. Gas Nieto aún sigue con sus números y su dinero pero Flecha Amarilla, señalada como culpable tuvo que tratar de limpiar su nombre. Pero eso la verdad es lo de menos, las vidas de los dolientes cambió para siempre, dejaron por mucho tiempo de celebrar las fiestas decembirnas y les tomó 17 años entender que la vida había cambiado. Cambió hace 17 años en un segundo. Un segundo tomó para ello, algo que no se ha superado del todo en largos y espinosos 17 años.

En Memoria de las víctimas de ese fatídico día
En Memoria de Amparo Bocanegra
En Memoria de Elia
En Memoria de Claudia Ochoa
En Memoria de quienes esté olvidando, que son muchos

In Memoriam

Respetuosamente:
Messy Blues

domingo, 4 de diciembre de 2016

El Erario Como Botín - Parte II

La política es el arte de pisar mierda sin ensuciarse. Al menos esa es la interpretación que el pópulo suele darle. Yo más bien la calificaría como "El arte de hacer dinero manejando dinero ajeno". Lo cierto es que la política es algo que, una vez dentro, nos convence por activismo a nivel soldado raso pero encumbrados en el poder saca lo peor de nosotros mismos.

Orientando mis apreciaciones aún sobre Alejandrina Lanuza y Rito Vargas, redundando un poco acepto, me giro sobre sus personalidades y su desempeño "histriónico" de, se supone, buenos vendedores. Toda vez que gracias al respaldo de un poder político cómo es el PAN sobre una población nata poco entendida en política en Guanajuato, estos dos consiguieron acomodo en sus ambicionados puestos de privilegio, resultaría decepcionante pensar que a esta población es fácil venderles espejitos a cambio de oro.

No puedo decir que la grilla sacó lo peor de Rito porque él de por sí es una persona gris por sí mismo y no existe algún antecedente que le otorgue referencias de las que pueda sentirse orgulloso. Rito resulta ser un advenedizo de la política con mucha suerte que estuvo en el lugar correcto en el momento correcto y de un elemento "equis en el PRI" brincó a ser la mano derecha de Daniel Sámano Arreguín sólo un año después (a quien por cierto ahora muerde la mano).

Alejandrina dice tener sus méritos previos pero no los hay. Los gobernantes de entre 1989 a la actualidad tienen al menos un acercamiento previo a sus administraciones con el pueblo de todos los niveles. Los hay que participaron en áreas del sector agropecuario, obrero y hasta empresarial como Currículum y de manera destacada (probable excepción Enrique Ortiz y abierta excepción con Rito). Alejandría podrá ser muy brillante y talentosa pero esos talentos son personales y su mayor proyección cuelga en diplomas y reconocimientos de los muros de su sala. Su trato con la gente es estudiado y calculado, para la foto y la promoción pero difícilmente se inmiscuye a fondo con la función pública. Ni hablar de Rito, tan convencido de ser "el que manda" cuando ostenta un cargo de responsabilidad. Contrario a Alejandrina -que mal que bien sabe tener actitud-, Rito es una persona de modales limitados y consideraciones nulas.

Lo peor de ambos es probablemente lo que más importancia maneje como rol de esencia. Alejandrina con su muy bien practicada diplomacia en contraste con la obvia falsa sonrisa de Rito. Pero ninguno de los dos comprometidos con la vocación de servir. Al final ambos tienen el mismo objetivo: el poder.

Y aquí es donde juega un importante papel la gente. Está la gente a la que le conviene que ellos estén en el poder, está la gente a la que nada le va a gustar, esté quien esté; y está la gente que paga por todos los demás. Alejandrinaa y Rito enfocan sus baterías en estos últimos, en los que se preocupan más por trabajar y ganar dinero para darle de comer a sus familias, los que trabajan 24 hrs para ganar la décima parte de lo que estos dos ganan en 2 hrs en el mismo periodo.

El problema con estos dos no son ni siquiera de dónde vienen, quién los protege o a quién representen; su problema es que para preservarse en el poder no ejercen nada a favor del pueblo, en realidad aplican lo peor de ellos mismos.

Continuará...

viernes, 2 de diciembre de 2016

El erario como botín - Parte I

El Dúo Dinámico desde una perspectiva ciudadana

Entre las muchas cosas que garantiza la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos se encuentra estipulado el derecho a votar y ser votado para puestos de administración pública como diputaciones, senadurías y presidencia de la república, entre otros (artículos 34, 39, 41, primero y segundo párrafos; 116, párrafo primero, fracción I y 115, fracción I) y de la misma forma resalta derechos y obligaciones en ello. Esto es, cualquier ciudadano mexicano por nacimiento puede participar en la política del país ocupando puestos de representación y elección popular y al hacerlo no solo adquiere el derecho a sino que también las obligaciones implícitas de dichos puestos.

Ahora bien. En la historia de nuestro país no se ha dado ningún caso de excepción al respecto y parece haber una agria tradición de utilizar dichos puestos más como negocio que como responsabilidad cívica (los habrá esos casos de excepción, nadie lo niega) y tal práctica ha colocado a nuestro país en una posición bastante desventajosa con respecto al resto del mundo por lo que "el saqueo" es una perniciosa enfermedad que aqueja a toda la nación desde tiempos inmemoriales. En 1992 ciudades guanajuatenses como Salvatierra tuvieron la oportunidad de sacudir esa mala tradición y reescribir la historia local. Aunque varias veces he reconocido que Raúl Cardiel en ese entonces hizo un buen papel, es bien cierto también que estuvo rodeado de personajes que en realidad no asumieron su responsabilidad como era debido. Sin embargo habría que aceptar el punto "inexperiencia" que, si bien no es disculpa, bien pudo haber influido en contados ex funcionarios, refiriéndome a los de esa administración.

Por lo anterior podemos entonces apreciar que la cultura mexicana de "Administración Pública" está más vista como "Oportunidad de Negocios" que como responsabilidad (y privilegio ciudadano) y entonces nos encontramos con dos nocivas clases de las muchas que hay en esto de la grilla nacional:

1.- Los que usan la política como negocio familiar.
2.- Los que escalan valiéndose del oportunismo para colocarse en puestos redituables

Atacar, criticar y sacar los trapitos al sol respecto a Alejandrina Lanuza y Rito Vargas resultaría aburrido, redundante y artero. Ese tipo de cobardías las acostumbra precisamente la gente que les hace publicidad a ellos y, hacerlo, representaría ser una persona con sus mismas mediocres aspiraciones. El punto a apreciar en este editorial es más bien el de su calidad de persona, cosa de la que carecen bastante los dos.

Sin detallar a ninguno de ambos mi apreciación es la de estar frente a dos personas muy distintas una de la otra pero con las mismas ambiciones de poder, claro, del poder que da ser funcionario de alta esfera. Es la comedida y discreta descripción de la persona que ya ha probado las ventajas del fuero, el control, la manipulación y el acceso a las arcas y en muchos casos hasta la revancha personal. A estos dos no se les puede temer de frente pero sí por la espalda aunque en modos distintos y no son personas a las que se les deba creer ni el saludo ya que se han convertido en parte del sistema de poder que tanto aman. La parte triste de esto y en ambos casos es que las personas que los rodean están compuestas por un 3.5% de familiares y un 96.5% de rémoras porque amigos, los de a de veras, son los que se quedaron afuera de la línea del juego y probablemente hoy ni siquiera los frecuenten.

Para nadie con acceso a internet y dos libros leídos es nuevo que la administración de Rito y la gestión de Alejandrina no fueron ni cercanamente efectivas pero para el pueblo "de a pie" (el de zonas rurales, el de deserción escolar en la primaria o ambas cosas) Alejandrina y Rito sí pueden venderles la idea de "ser mártires de los medios" y convencerlos nuevamente de elegirlos. Si analizamos detenidamente, esto podría ser realmente peligroso hablando de posibilidades electoreras. Ciertamente bastaría con tener cinco minutos de charla con cualquiera de ambos para darse cuenta que ambos desconocen cosas culturalmente esenciales como la gramática (y me consta) y la visión respecto a diversidades en tendencias. Ninguno de ambos ha analizado a fondo que cuando subieron por primera vez al poder era la generación de los "Gen X" la que aún regía el mundo y actualmente son los "Milennians" los que cuentan con el voto fuerte. Suena absurdo pero visto de cerca ambas generaciones tienen unas abismales diferencias de mentalidad como:

1.- Calidad en reglas de cortesía. A los "Gen X" les es importante este punto, a los Millenians les tiene sin cuidado.
2.- Principios morales. Para los "Gen X" los principios como "familia", "respeto" y "crecimiento profesional" son tan vitales que justamente destacó su era por ciertos intentos de progreso, a los Millenians todo eso les tiene sin cuidado.
3.- Responsabilidad cívica. Para los "Gen X" la interacción cívica es un elemento básico e importante para su participación social, a los Millenians eso también les tiene sin cuidado.

Los Milennians son una generación desmotivada y apática y la calidad de su entorno les tiene sin la menor preocupación así que para ellos el asunto de "Votar" es una de esas cosas que les preocupa muy poco. Para ellos cualquier individuo es el enemigo y siempre querrán tener la razón. Viven en su zona de confort y, cuando hacen algo, digamos, progresista, es de una manera más bien tibia y mediocre. Casi siempre aprendiendo a través del internet y no de manera académica.

Si Alejandrina y Rito piensan que ese punto es una estupidez les invitaría entonces a mirarse al espejo, checar sus gustos culturales (en el caso de que los tengan), ver sus gustos musicales y hasta la gente con la que prefieren relacionarse y mirarse otra vez al espejo. Notarán que ya no son unos jovencitos que puedan retozar alegremente promoviéndose ante una nueva generación de votantes. Deberían asumir que, lejos de que la gente los considere como "políticos con experiencia", son apreciados como "cartuchos quemados" por los que ya votaron por ellos y como "la misma cosa rancia" por parte de esos nuevos votantes que serán mayoría a partir de los dos años que vienen.

En su reciente triunfo para obtener el control del CDM del PAN en Salvatexas se valieron precisamente de las cosas que, gracias al rumor y la publicidad de boca en boca, la gente no querrá que hagan para las elecciones del ayuntamiento en 2018, como son "acarreo", "manipulación del padrón", "compra de votos" y ese tipo de cosas que personas como ellos dos acostumbran como método. Esto es un decir, desafortunadamente ellos dos también tienen personas satélite que se encargan de hacer el trabajo sucio de convencimiento a través de la manipulación de los programas federales de beneficio amenazando a la gente y atemorizándola con los viejos argumentos de que "la otra opción hará que pierdas tu beneficio". Y de estas cosas existen mas de una evidencia.

Lo cierto es que quienes apoyan a gente como Alejandrina y Rito son personas iguales o peores que ellos.

Es cuanto

Messy Blues

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Calidad, una gran diferencia

La delgada línea entre lo auténtico y lo mediocre

El legendario grupo salvaterrense de Rock "La Crema"
En Salvatierra, Gto. la tradición no es precisamente ni una fiesta tipo San Fermín ni los Blues servidos como festival. Hagan lo que hagan los creadores de La Marquesada y del SalvaBlues Fest, estos siempre serán ideas de una persona (cada uno de ellos) casi rayando más en ocurrencias que tradiciones, aunque vengan y vayan presidentes municipales que hagan vistosos discursos cacareando que sí lo son. Ahí con la pena, no lo son.

Pero el tema en esta ocasión es el Rock, y de paso el Blues, en la agrícola ciudad de Salvatierra, Gto. Personalmente no tengo mucho conocimiento de cuando comenzó a tocarse Rock and Roll allá pero sí sé que no fue antes de los años 60. Previamente la Orquesta Carolina (Santo Tomás Huatzindeo) había tocado boogie de las grandes bandas pero no existieron, según me entero, grupos considerados como "Grupos de Rock" sino hasta la era de Los Wizards, Los Paoli y, creo, Los Novels y estos últimos no estaban tan enfocados al rock como tal sino más bien a lo versátil, aunque correspondería a alguien más letrado en el tema para conocer a fondo quién sí y quién no comenzó con el R&R en Salvatierra. Lo cierto es que, repito, fue en los años sesenta.

Resultará muy injusto de mi parte no mencionar a muchos colegas de ese entonces pero alcanzo a recordar pocos como Miguel Angel Camarena, Silverio García, Álvaro Zamora (Aka "El Kalifas"), Jesús Pérez Balcazar (El Grillo), los hermanos Cornejo Olvera (posteriormente se convertirían en "Los Barrio´s Band") y los hermanos Vázquez (que comenzaron en los años 70 como "La Crema" y, después de eventuales y poco afortunados cambios de nombre, resurgirían como "La Crema" y con un estatus de leyenda). Y justamente a mí me tocaron esos años 70 con sus prendas de mezclilla, pantalones de campana, cabellos largos (que a mí no me permitían usar porque estaba bien escuincle) y existía una estación de radio local llamada "Radio Éxitos" a cargo del Sr Rafael Sandoval y que era la delicia de todos porque transmitían los más recientes éxitos. Ahí escuché por primera vez mi canción favorita: "Bohemian Rhapsody". Aparte de la estación local también teníamos la CN de Irapuato y la cosa es que en las fiestas era común escuchar que tanto Los Sheiks como La Crema tocaran cosas como "Show me the way", "Gypsy" (Deep Purple), "New kid in town", "Lyin' eyes" y muchas más canciones de Rock. Justo en el momento de la historia de la ciudad en que Patricio Medina dice muy acertadamente que el Rock era moda.

Conviene detallar algunos puntos. Por ese entonces Salvatierra impuso precisamente las modas y tendencias. Si vivías en Yuriria, Moroleón, Acámbaro, Celaya y otros lugares de la región, y querías estar a la cabeza de las tendencias del momento, tenías que ir a Salvatierra que, aparte de los dos grupos que ya mencioné, tenía su muy popular balneario Guadalupe, la nevería del portal del Carmen, la otra nevería llamada "Susana", la cafetería "Luigi" (en lo que hoy es la fuente de los perros) y, ahí disculpen, "La Hostería del Bohemio". Tal conjunción de negocios "Avantgard" combinados con una juventud cuya peor mala reputación era asistir a las tardeadas y que se destacaba por "bonita" más que rebelde en conjunto con las estaciones que también ya mencioné, la escuela secundaria ETIc 18 muy al frente de la época, y muchas cosas que hacían que Salvatierra fuera realmente un pueblo mágico (y no pretensiones) contrastando alegremente con sus reales tradiciones como la entonces fastuosa "Feria Candelaria" que incluía su sección de juegos mecánicos y puestos de artesanías y juguetes (tradicionales) así como un vistoso desfile de bellas chamacas subidas a los cofres de sus automóviles (lo que indicaba que, para poder hacerlo, la chica tenía que pertenecer a una familia de cierto nivel, qué caray) sin dejar fuera los carros alegóricos. Por otro lado los festejos de la Virgen de La Luz, la Virgen del Carmen y la hasta hoy harto afamada "Fiesta del Buen Temporal", iniciada en el siglo 18 por los campesinos que comprendían las tierras nobles de las haciendas de San Buenaventura, Santo Tomás Huatzindeo y La Esperanza y sus terrenos comprendidos entre precisamente La Esperanza y Santo Tomás teniendo de por medio el entonces caudaloso río Lerma. En ese punto está aún ahora lo que después se denominó como el Barrio de San Juan, en donde se encuentra la única iglesia que había sido oficial de la región en el Virreinato, la del Señor del Socorro.

Retomando entonces el tema, y trayendo al escritorio esas tradiciones, volvemos al Rock and Roll de los años 70 en Salvatierra, década en la que la ciudad alcanzó un alto grado de prosperidad gracias a su entonces bien manejada fábrica Carolina y Reforma. Por ese entonces ser "Chic" (o estar "In") representaba vestir Levi´s, escuchar a Led Zeppelin y tomar nieve en los cuatro negocios de moda (Susana, Luigi, Portal del Carmen y La Hostería del Bohemio). Y, más curioso, también había modas para conservadores precisamente en La Hostería. Si querías escuchar lo más novedoso en música romántica y ver actuar al Trío Salvatierra o a Mario Carreño, así como aventarte todos los discos de "Santo & Johnny Farina" y llevar a tu novia a un sitio Ad Hoc, La Hostería del Bohemio era tu sitio. Como se ve, había para todos.

Y el Rock cayó a un segundo nivel con la muerte de John Lennon en 1980. En esa década la moda fue el "New Age" y comenzó a ganar en popularidad la música grupera. De hecho a nivel mundial las cosas para el Rock no eran buenas. Queen se pasó a lo muy comercial, The Who y The Rolling Stones perdieron cafeína, Paul McCartney se prostituía haciendo duetos con Michael Jackson, el Heavy Metal se auto situó en el underground y la música Pop invadió la escena (hoy le llaman Rock en español pero en realidad es música Pop). En este otro punto surgieron dos exponentes que trataban de emerger, los hermanos Guillermo y Óscar González Castro. Hacia 1985 ellos eran el punto de referencia en cuanto a tocar rock local y estaban aguantando el peso de la decadencia del Rock en la ciudad. Por un lado estaban los fieles al Pop en español y por otro los adoradores de la música grupera, cosa que provocaba ciertas confrontaciones de clase social. Las tardeadas dejaron de ser de Rock y se convirtieron en tardeadas de cumbias, las chicas que se tomaban un café con algún amigo eran víctimas de las viperinas lenguas vecinales sin quehacer y repentinamente, hacia 1988, surgimos tratando de hacer ruido Mike Camarena (hijo) y un servidor. Nunca sucedió nada de hecho, solo ensayamos un buen rato y luego, por asuntos de faldas con el vocalista del grupo, la cosa no progresó. Sin embargo al finalizar la década tanto los hermanos González Castro como Mike Camarena y yo ya habíamos comenzado lo que seguiría en los años 90.

Llevando cuentas. Para inicios de los 90's había una escena bastante virgen. En Celaya (que ya le había arrebatado a Salvatierra el título de "Avantgard") estaba muy cimentada la música pop y de hecho casi no había Blues (por lo que "Alma Sólida" y yo tomamos por tempestad la escena rockera de allá) y Salvatierra comenzaba a perder Rock como tal. Aquí es importante señalar que Catey Aboytes padre y su hermano Luis (adoradores de Elvis Presley) alojaron a los que éramos desesperanzados del Rock y mantuvieron la fe. De ahí surgimos dos grupos: El Cráneo y Crash Fuego Blanco. De no haber sido por ciertas inmadureces (tanto mías como algunas de ellos) ambos grupos hubiéramos podido retomar el título en estos asuntos del Rock and Roll. Después de nosotros hubo intentos pero nuestra guerra fue tan ruidosa que espantamos a casi todos los aspirantes. Por no decir que a todos. Hasta esta parte de la historia había en Salvatierra cuatro personajes públicos del Rock, y ahí dispensen la falta de modestia, Memo González, Patricio Medina, Ulises Camarena y un servidor de ustedes.

De todos los anteriores, al iniciar la siguiente década, hubo muy concretos crecimientos que dieron pie al surgimiento de figuras como el genial colega guitarrista Carlos Gómez y un Patricio Medina que superó todas las expectativas que otros nos habíamos fijado como meta. Él, y ya lo dije una vez antes, nos dio clases a muchos que en Salvatierra nos dábamos ínfulas de "Super músicos"; se volvió profesional y comenzó a grabar discos de Heavy Metal. Al tema también me gustaría mencionar que Crash Fuego Blanco fuimos los primeros en hacer un disco de rock en el 2001 sujetos a las limitantes de hacerlo caseramente, pero lo hicimos. Así las cosas, para 2005 habíamos ya una buena mata de músicos de rock y Memo González había mantenido su estatus de primera figura desde los años 80 con una humildad y equilibrio impresionantes. Lamento reconocer que me puse a hacerles guerra a todos por intrigas de un fulano que no vale la pena mencionar.

Aquí la parte que define las diferencias que mencioné al principio. A la mitad de los 2000's el movimiento local era florido y había buena escena del Rock pero La Marquesada quitó reflectores y sus creadores prefirieron darle espacio a la música grupera dejando a los Rockeros como show de bar. También es cierto que el asunto del blues, que comenzamos Rod Ruthrauff y yo desde el 2004, estaba surgiendo con fuerza, lamentablemente quedó en manos equivocadas.

Al finalizar 2008 los músicos de Rock de Salvatierra tomamos otros derroteros y nos fijamos otras metas. Emigramos y buscamos. Los que se quedaron trabajaron, algunos, en proyectos interesantes, La Crema y Los Sheiks regresaron exitosamente por sus fueros pero otros tantos dieron mal nombre al rock. Y esto viene a cuento porque he estado leyendo algunas estupideces por parte de un monstruo que yo cometí la idiotez de sacar del sarcófago en el 2006 cuando el gabacho Rod y un servidor teníamos un dueto de "Country & Blues". Tal monstruo es el sociópata que ya ha protagonizado algunos posteos y al que, por cierto, ya muchos le han puesto precio para patearle el trasero por bocón, farsante, mitómano y manipulador. Paradójicamente me la pasé peleando con otros colegas debido a las muchas intrigas del monstruo y de hecho mucha gente me ha reclamado airadamente cosas que supuestamente yo dije y, por el contexto, me doy cuenta que salieron de su bocota. Lo chistoso es que hasta me echó a andar a su escudero fiel porque yo le dije sus verdades en conocida red social.

Pero como alguien me dijo: "esas cosas engrandecen su ego", y es verdad, preferí dejar un poco más en claro que para decir Rock Salvaterrense se necesita bastante más que conocer en persona a algunos de sus protagonistas y, más aún, que los amigos de uno vengan y digan: "ya estás a otro nivel" (jajajajajajajajaja). El punto es que no solo basta tocar escalas pentatónicas y recorrerlas de arriba a abajo para decirse músico de blues y/o rock y algo que caracteriza mucho a los mediocres es hablar por hablar demeritando el trabajo de los demás. Pero seré un poco más claro.

De los músicos actuales en Salvatierra están Darío Gómez y Patricio Medina ejerciendo su oficio de músicos tal cual debe ser. No importa si los contratan o no en la ciudad (que ya ha demostrado cierto elitismo y poca selectividad para esas cosas), lo que realmente es importante es la CALIDAD de lo que hacen. Uno es una de las mejores guitarras de la región según tengo entendido y el otro incluso a trascendido allende las fronteras de México como un gran artista. Lo acusan, como a un servidor, de un ego desmedido y de una boca muy suelta pero es lógico, él dice las cosas como son prefiriendo no engañar a nadie respecto a sí mismo ni respecto a los demás y eso es un sano hábito que deberíamos practicar todos: decir la verdad. Algo más doloroso que el sufrimiento puede ser precisamente aceptar la verdad.

Yo he escuchado trabajos grabados de Doomsday y Ángeles y Demonios como también he escuchado trabajos de Memo González y su hermano y me parece que hay calidad trabajada y desarrollada y todos comenzamos casi al mismo tiempo. En momentos como este es que me alegro de haber hecho un disco de rock, casero sí, pero al fin disco y viendo en retrospectiva creo que tanto El Cráneo como nosotros, "Crash Fuego Blanco", tuvimos que evolucionar de una manera u otra. El vocalista de El Cráneo hizo lo que ya mencioné, trascendió y ha obtenido un nivel que personalmente creo que pocos van a lograr alcanzar. Un servidor de ustedes ha desarrollado un proyecto ambicioso en el que se inmiscuyen tanto música como arte gráfico y mucha disciplina física. Por qué?, simple, porque al final se busca crear un público y para que este público reciba el respeto que se merece hay que hacer cosas a la altura de ello. Si yo lleno un bar tocando como karaoke (La Planta, La Chispa Adecuada, etc) sólo tendré un público que sea rockero de borrachera que igual escuche el rock sancochado de un grupo de garage como el más reciente éxito de Kapaz de la Sierra. Si yo refino lo que hago y presento un espectáculo enforma, obtendré un público conocedor que quiera comprar mi música. Ese es otro detalle, no es lo mismo tocar lo que otros ya hicieron famoso a hacer famosa la música que uno hace y en ello radica la diferencia así como se gana el derecho a alardear. Yo no voy a ser "el más chingón" solo porque yo lo digo.

Me encantaría ver que sujetos como el monstruo que mencioné se fletaran practicando el poco tiempo libre que uno tiene, se fletaran escribiendo letras, se fletaran inventando tonadas y se fletaran a reinventarse para estar a la altura de las circunstancias y no solo decirse chingones porque medio tocan, digamos, aceptablemente una canción de Pink Floyd. Esa es la delgada línea entre lo autentico y lo mediocre.

Es cuanto.

Messy Blues

lunes, 14 de noviembre de 2016

El dúo dinámico está de regreso

Rito and Ale ride again!!!!!

No me causa ninguna sorpresa, de hecho lo contrario sí me la habría causado, que Rito Vargas y Alejandrina Lanuza quieran regresar a seguir comiendo pastel del erario salvaterrestre, como buenos grilleros que son. Bueno, una es buena grillera, al otro personalmente lo considero un chambón bastante oportunista que ciertamente ha tenido mucha suerte de relacionarse con personas clave en esto de la política sucia (lo que me deja pensando, existe acaso en México el concepto de "Política Limpia"?) y de ese modo han conseguido vivir del presupuesto, ambos, por algo así como 16 años, si no es que más.

Pero, por qué saco esto al aire así tan a la ligera?. Confieso mi estimado lector que existe algo de revancha de mi parte. En el caso de Alejandrina Lanuza fue que en su momento me urgía un favor para ayudar a una persona que requería tratamiento por cáncer (se supone que como diputada podría haber contado con ella, no?), tuvo un buen "Sí claro" pero nunca sucedió nada, por cierto Herlindo también se portó bastante gacho en el mismo caso (destacando también que si existió Crash Fuego Blanco como grupo de rock fue gracias a Herlindo, ni hablar). Sin embargo, y ya en un tono más de sociedad, si analizamos el progreso de Salvatierra como municipio a lo largo de estos 16 años por parte de las diputaciones en turno, veremos que de hecho ha ido en retroceso. Curiosamente fueron Cardiel y Lupe Nava quienes impulsaron más iniciativas que el resto de alcaldes y diputados (y hasta podría reconocer algunas cosas que Gerardo Sánchez ha conseguido, al margen de que se atribuyó cosas que en realidad consiguió la gente sin ayuda de él). La cosa es que Alejandrina brilló más por mantener su imagen muy "a la Hillary" que por hacer algo por Salvatexas. El caso de Rito ya son palabras mayores.

Alejandrina Lanuza (al frente) y Rito Vargas (junto a ella)
buscarán recuperar el trono en Salvatexas
Alguna vez mencioné su transformación del más "amable" elemento en la campaña de Jorge Luis Ramírez (PRI) en 1997 al soldado más agresivo y sangrón de Daniel Sámano Arreguín (PAN) en el año 2000 y de hecho a partir de ello me cayó en la punta del hígado por mamón. No obstante, sí es importante destacar algunas cosas en las que Rito es probablemente el que mejor conoce dentro del PAN el negocio y es el perfil agrícola de Salvatexas. Desde la organización misma de los polos rurales de desarrollo, calidad de vida, condiciones de operación y proporciones de producción y cabe mencionar que desde la campaña misma de Raúl Cardiel en 2005-2006, a Rito le fueron proporcionadas las condiciones para llevar a cabo el desarrollo en ese rubro, fue cuando se interpuso la adquisición de la multicacareada "Marquesada" e hizo del trabajo de Rito un asunto para mejor ocasión. Dicho de otro modo, la última administración de Cardiel fue un desencuentro entre el errático crecimiento político de Rito y la elaboración egótica del Curriculum Vitae de Rodrigo Carrasco. Lo cierto es que, a pesar de que para el 2012 Rito tenía las condiciones servidas en bandeja de plata para demostrar la capacidad que alegaba tener, el ingeniero de marras solo pudo demostrar su más grave incapacidad para controlar incluso a su propio personal. No es nuevo para nadie dentro del perímetro del Centro Histórico de Salvatierra Guanajuato que Rito Vargas fue una de las administraciones mas negativas para el municipio y la postura de Alejandrina no marcó ninguna diferencia.

Pero, cual es el sentido de esta publicación?. Simple estimado lector, mis informantes infiltrados en el CDM del PAN me platican que ambos comienzan ya su estrategia electorera para volver a erigirse como funcionarios públicos y, más aún, Rito quiere repetir como presidente municipal, lo que me parece bastante sorprendente y más me sorprendería que volvieran a votar por él. Sin defender a Herlindo, hay que reconocer que el doctor hasta el momento se ha desempeñado mejor que el mencionado Sr Vargas. Mejor que Guadalupe Nava no se, la verdad, pero de que lo ha estado haciendo de manera aceptable no tengo reserva. Ciertamente le siguen fallando algunos asuntos de seguridad pública pero si tomamos en cuenta que estos se derivan de la gran hazaña panista de crear una "Marquesada", pues fácil no la tiene el doctor, si la quita lo linchan.

Pero es tal y como usted lo lee, Rito y Alejandrina planean retomar el poder y si Donald Trump ganó a pesar de su desagradable discurso no me extrañaría que hubiera quienes los apoyaran, cosa que no garantiza que ganen, eso sí. La cosa es que hoy por hoy parece surgir una suerte de culto a hacerse del poder para tener dinero (como sucedía en la extinta Unión Soviética) y basta con revisar hacia atrás el historial profesional de ambos. Rito Vargas no parece tener un CV muy extenso dentro de su profesión (dije "no parece", conste) y de hecho existen quienes arrojan dudas sobre su titulación pero ese es un asunto que la verdad carece de interés, al menos para quien esto escribe. Alejandrina por su parte siempre ha sido acaudalada, todos lo sabemos, pero su máximo nivel fuera de la administración pública es el ITESS y, sin desmerecer a la institución desde luego, no parece ir más allá del premio de consolación otorgado por el gobierno de Guanajuato y eso la coloca en un "club de los elogios mutuos" que poco pesa en el sentido de su profesión.

El punto es: qué no han tenido suficiente esos dos?

Es cuanto

Messy Blues

miércoles, 9 de noviembre de 2016

Más sorprendente que Copperfield

Cuando la ignorancia ganó más allá de lo creíble.

Sí, soy uno más decepcionado del triunfo de un personaje, no tonto, más bien idiota para encabezar el poder del país que lidera el supuesto mundo libre. Es obvia mi decepción desde el momento en que el tarado ese inició su campaña descalificando a los mexicanos como raza y nación y tratándonos como bien escuché ayer por la noche, la piñata electoral. Fuimos su mejor carta para ganar adeptos y nos juntó a sus otras cartas que fueron su odio hacia la gente que no sea blanca, entre muchas otras gracias como la xenofobia visceral, el machismo y el rencor absoluto.

He leído en muchos espacios de las redes sociales las mofas hacia los mexicanos viviendo en México que se preocupan por la victoria del cerdo aquel y eso me parece irresponsable. Por si a esos babosos no les ha caído el veinte, nuestra economía está sujeta por cordón umbilical a la economía gringa y, sí, puede que Obama y Hillary no sean las más blancas palomitas pero ellos nunca se condujeron blandiendo amenazas contra México ni descalificando culturas. Parece que no se dan cuenta que en el poder de Estados Unidos quedará un claro y abierto representante de la cultura de supremacía blanca amada por los racistas del Ku Klux Klan, entre otros. Y ese es el menor de los problemas, si hasta hoy nos costaba mantener un poder adquisitivo medio precario, en el futuro la vamos a pasar bastante mal en cuanto a economía personal y familiar se refiere. Por cierto, la política del wey ese pone en jaque el comercio exterior y en peligro de cierre las fábricas y empresas norteamericanas que, establecidas aquí, dan empleo a millones de empleados. Por si no lo habían pensado.

Pero mi lamento va más allá. Como bien dijo mi amigo Juan Pablo Mendoza, el resultado de las elecciones de ayer es la voz y el criterio de ciudadanos WASP que no ven más allá de sus granjas y de sus rubios cabellos y que comparten la idea de que el mejor mexicano es el que vive en México y que "América es para los Americanos", aparte de los marielitos enconados en Florida que piensan que la mano de Fidel Castro irá a alcanzarlos hasta sus residencias de lujo, sin mencionar a los hijos de migrantes mexicanos que ven con malos ojos que otros mexicanos vayan a quitarles el pan de la boca. Me queda claro que todos ellos quieren ser "El Orgullo Norteamericano". En todo eso estoy de acuerdo con mi amigo Juan Pablo.

Más, en mis propias ideas, esto resulta más triste aún que lo ya de por sí desastroso. Me causa mucha indignación que aquí en México somos bastante sobones con los gringos. Les hacemos caravana, les ponemos alfombra roja, les permitimos crecer económicamente y hasta les servimos de sirvientes baratos, valga la redundancia. Es obvio que no todos los gringos que vienen a México son de derecha ni todos apoyaron al pendejo de los bienes raíces, es bastante obvio -y pecado sería generalizar- pero sí es cierto que los mexicanos nunca dudaremos de aceptar la oportunidad de "ir p'al otro lado a ganar hartos dólares" y somos capaces de tiranizar a nuestras familias si no comparten nuestro amor pro gringo como también es verdad que preferimos ganar dólares a lo seguro que intentar sacar a México del hoyo. Y en México sí que necesitamos impulso por parte de su propia gente para eliminar algo tan pernicioso como es el tipo de gobiernos que hemos tenido por décadas. En ese sentido los gabachos siguen dando lecciones a lo grande.

Me da tristeza, por otra parte, que cuando un norteamericano llega somos la amabilidad en dos patas. De hecho hacernos amigos de un gringo pareciera ser signo de distinción y hasta desdeñamos a nuestros amigos de siempre por esa eventual amistad, tan peleada por otros mexicanos que anden orbitando cerca del gringo en turno. Somos realmente muy "lindos" tratándose de alguien que venga de allá, especialmente si es rubio(a) y de ojos azules, claro y que haga alarde de poder económico (y créanme, los gringos son bastante codos). San Miguel de Allende es de hecho una colonia norteamericana (y Acapulco, y Cancún y....) y nos sujetamos a ello con resignación y hasta cierto placer pero, así las cosas, ayer quedó clarísimo que para el 50 y tantos % de la población blanca de Estados Unidos somos una raza inferior, criterio que obviamente compartieron, comparten y compartirán los marielitos floridenses y los mexicanos renegados. En balde los cultos que les hacemos con halloween, Santa Claus y todo eso que acostumbramos por herencia gringa. Así les pongamos un altar, los WASP de Norteamérica siempre nos verán como "la pelusa" de la región.

Es obvio, es su país y tienen derecho a elegir según sus gustos pero, al margen de lo que vaya a afectarnos, creo que han hecho la peor elección de sus vidas. El estúpido ese no va a cumplir ni la mitad de sus promesas de campaña y, lo que es peor, va a establecer facilidades a sus propios negocios y buscará la manera de borrar sus irregularidades fiscales y legales. Por si no lo notaron, ese tipejo primero piensa en él y eso lo va a demostrar en estos cuatro años. Me queda claro que los blancos que votaron por él nos odian cordialmente pero los latinos que también votaron por él han dejado una clara evidencia de que están bien pendejos.

Es cuanto

Messy Blues

jueves, 22 de septiembre de 2016

19 de Septiembre de 1985, el día que se mutiló la Ciudad de los Palacios.

Cuando la tragedia se convierte en pose social.




Palabras y palabras en crónica hablada o escrita han salido de innumerables estudiosos y analistas así como de sobrevivientes y a estos últimos es más conveniente creerles, tanto porque estuvimos ahí como porque sabemos lo que sucedió, al menos la mayor parte de lo sucedido. Pero insistiendo, palabras y kilómetros de memorias se han publicado y hasta convertido en pomposos documentales, algunos buenos y algunos oportunistas, y aún así la mayoría de la gente laboralmente activa de hoy en día ve aquello con apenas un sentir de compasión mínima pero el riesgo implícito de algo que consiguió destruir una ciudad en su momento ya resulta un tanto "remoto" y de hecho "poco probable". Eso es malo, si bien un terremoto no puede ser predecido, también es verdad que la probabilidad de que se repita es de 50 en 100 y pocos parecen tener en cuenta eso.

Se habla de que las normas de construcción y crecimiento urbano se han modificado y legalmente mejorado y se habla también de una consciencia colectiva más preparada que antaño pero al parecer no quiere nadie darse cuenta de lo frágil que la Ciudad de México quedó después de aquello. Pareciera que para empresas y particulares la probabilidad de un sismo de alta escala es actualmente un riesgo "que no va a sucederles a ellos" y de hecho se siguen construyendo edificios altísimos y siguen creciendo los asentamientos irregulares en esta ciudad que hoy tiene bastante menos agua de yacimiento que la que tenía en 1985. Cierto, probablemente el terreno ya no resulte tan arcilloso pero los huecos debajo de la ciudad resultarían más peligrosos todavía. Corresponde a los ingenieros determinar si es el caso pero definitivamente la población de la ciudad ha crecido sin organización ni sustento y eso hace más grave el asunto.


Qué sucedió exactamente el 19 de septiembre de 1985?, un movimiento de origen en Michoacán originado por el movimiento de la barra de cocos y repercutiendo en la brecha de Michoacán al liberar energía retenida por un considerable espacio de tiempo (al menos esa fue la versión científica oficial). En el puerto Lázaro Cárdenas y zonas aledañas el movimiento fue de gran fuerza pero los terrenos lograron abatir consecuencias, no así el Valle de México que recibió el sismo abiertamente sin terrenos capaces de amortiguar el impacto. Algunos profesionales en la materia, y para ilustrarlo al vulgo, lo compararon malamente con un automóvil corriendo sin control corriendo a 150 km/h contra un edificio de cristal ya que, ellos mencionaron, la construcción de zonas comerciales se habían edificado a través de las décadas sin planeación ni organización alguna como ya era entonces normativo en países como Japón, Rusia, Estados Unidos (San Francisco en particular) e Italia y aparte se debía considerar que los edificios antiguos (de más de 100 años a esa fecha) habían tenido un mínimo o nada de mantenimiento en su mayoría. La virtual destrucción del Centro Histórico y zonas contiguas demuestran que esa teoría es cierta.


Sin embargo lo más humanamente doloso de las consecuencias del terremoto viene de parte de la gente misma, gobierno y pueblo. La cultura personal reinante en México es definitivamente personalista basada en el "Yo, mí, mío" (y las excesivas marchas callejeras y movimientos minoristas así lo demuestran). El mexicano promedio somos más inclinados a lo que personalmente podamos obtener en beneficio y utilidades y poco nos preocupamos del factor "obligaciones y deberes". Los gobiernos de México no son ajenos a esto. Muchos grupos que han gobernado al país, si no es que todos, en realidad poco se han preocupado por la naturaleza del pueblo y los habitats que componen al país. La gente sin recursos (y sin hogar) se asienta en terrenos libres y se hacen liderar por oportunistas que crean alguna asociación y/o frente social para defender a los paracaidistas bajo el tenor de "derecho a la vivienda" y por supuesto los cacareados (y muy mal usados) derechos humanos. Por otra parte, están las zonas urbanizadas en regiones de clases sociales medias bajas, que tuvieron un inicio precisamente como asientos irregulares y han observado desde siempre una gran nulidad en planeación y crecimiento, agravando el asunto con la construcción y modificación de edificaciones sin un control técnico de personal calificado (ingenieros, arquitectos, etc). En este tipo de zonas, los servicios públicos no están sujetos tampoco a ninguna planeación previa y no formaron parte de ningún plan de desarrollo urbano (en una ciudad que originalmente estaba rodeada de zonas ejidales). A esta problemática se le suman los galimatías que representan el inadecuado manejo del agua, drenajes y desechos humanos diarios. En las áreas de clase media alta se impacta una afectación social derivada de la anterior ya que se convierte en áreas de manejo perfectible respecto a servicios y dedicación de gobierno y por ello los servicios públicos se demeritan, así como su tasa tarifaria en impuestos prediales ya no queda dentro de las proporciones reales. Aquí también se dan en mayoría construcciones y modificaciones sin sustento técnico.


En las zonas de clase alta existe la ventaja de los recursos financieros pero alcanzan el impacto de los problemas generados por los asentamientos irregulares, por ende, los servicios públicos aunque más existentes, no dejan de tener problemas y, todo junto -clases bajas con altas-, generan la sobreexplotación de mantos subterráneos acuíferos en una ciudad que no es apta para ello. Entre las muchas consecuencias del mal desarrollo urbano, se encuentra el factor "actitud" de la gente menor a los 35 años, que sabe que hubo un terremoto en 1985 pero personalmente no les afecta.

En este punto conviene destacar que en la actualidad el "Terremoto del 85" se ha convertido para la generación mencionada un tema de moda más que de consciencia. El hablar o conmemorar a las víctimas es una oportunidad del "primer plano" y todos hablan de lo muy triste que resulta pensar en ello, lo terrible, lo malo, lo destructivo pero pocos, y esto es verdad, muy pocos realmente tienen la cultura de la prevención y/o cooperación en el supuesto caso de que un terremoto de esas dimensiones se diera nuevamente en la ciudad. En realidad muy pocos implicados con construcciones y estructuras dentro del perímetro de riesgo, han echado mano de revisiones y previsiones y en muchos casos algunas construcciones que resistieron en 1985, se han convertidos en trampas mortales a las que poco mantenimiento se ha dado. Es cierto que las personas con una edad a partir de los 40 tendrán más claro y en cuenta el hecho de que el terremoto de 1985 fue lo suficientemente destructivo como para haber cambiado la vida del país, no sólo de la ciudad pero la idea de una devastación posible a futuro está más firme en la consciencia de personas mayores a los 50 años, en mayoría, personas en edad del retiro. La reflexión anterior nos lleva, por consecuencia, a pensar firmemente que la cultura de prevención es más teórica que real.

No, no estamos preparados. La única probable ventaja en esta ciudad son las alertas sísmicas instaladas adecuadamente pero estas son incluso susceptibles de daños por intemperie y/o vandalismo, aunando la estupidez de muchas personas de crear bromas y tomarse muy a la ligera el sonido oficial destinado para estas alarmas. Si consideramos además la corrupción que ha permitido la construcción de edificios de grandes dimensiones en donde se supone no deberían estar y la falta de civismo de los que quedan dentro de los perímetros de riesgo, un eventual desastre como el de 1985 representa el mismo o peor riesgo en estos días. Esta corrupción también ha generado los elefantes blancos que representan los predios con alto riesgo.


Comparando un poco: Japón posee una serie de planes preventivos que lo colocan a la cabeza de las naciones avanzadas en este sentido. Cuando en 2013 una planta nuclear provocó un desastre ecológico, la población de la zona fue evacuada y auxiliada y esta puso de su parte, hoy han superado eso, lo mismo sucedió con zonas sísmicas en las que su recuperación urbana ha logrado restablecer la vida cotidiana de los habitantes. Rusia también tiene zonas altamente sísmicas y allá sucede virtualmente lo mismo, su pasmosa organización y planeación les ha permitido salir avantes. La Ciudad de México sufrió en ese 1985 un colapso tal que destruyó un 70% de edificaciones laborales útiles, si no es que más, y un 45% de casas habitación tan solo en el perímetro del centro de la ciudad (de los límites sur a poco más arriba de los límites norte y oriente de la delegación Cuauhtémoc).

Cuando el tema "Terremoto de 1985" deje de ser una moda posterior a los festejos patrios cada año y se haga real consciencia de sus proporciones, entonces sí podremos hablar de "Una cultura cívica frente a los sismos", mientras no.

Somos un país con más sentido barato del humor que con memoria histórica.

Es cuanto



Messy Blues

viernes, 26 de agosto de 2016

Facebook y su campo minado.

Catálogo de personalidades variopintas de las que es sugerible cuidarse en las redes sociales.

Definitivamente las redes sociales son un entretenimiento genial y hasta en cierto modo una herramienta de trabajo, especialmente en el sentido de comunicación. Hace unos 20 años era virtualmente imposible enviar una notificación de negocios o personal a nadie sin utilizar un teléfono público, el correo convencional o el telégrafo. Qué no hubiéramos dado muchos por darle a esa persona especial un saludo de cumpleaños sin el miedo de que nos respondiera su familia y salir raspados en el intento?, jajajajajaja. O bien, qué no habríamos dado para poder enviarle a determinada empresa nuestra propuesta de trabajo esperando que llegara a tiempo?. Lo cierto es que en ese entonces hubiéramos dado lo que fuera por tener herramientas siquiera cercanas a lo que hoy es un teléfono celular. Vamos, hasta para tomar fotografías se requería paciencia para verlas terminadas e impresas en papel, o para escuchar música teníamos que ir a comprar un cassette y un buen arsenal de pilas "AA" para poder traer un "Walkman" y esperar a que acabaran mil canciones para escuchar una en especial.

Hoy que existen el internet, los celulares y las redes sociales las cosas deberían haber mejorado... pero creo que no del todo. Lejos de haber implicado calidad de vida, esto es en mayoría de casos (no todos) la gente joven sale a cazar pokemones (jajajajaja, touché!) o a estar al pendiente de una vida en facebook más que una vida real y personal. No me persigno, yo tengo un poco de esa parte, utilizo esto para publicitar lo que hago como músico pero no desaprovecho para hacer comentarios personales (como este). Pero aún dentro de todo esto las redes sociales permiten cosas que antes teníamos que hacer creando un periódico hecho a mano o preparando chismosos discursos cerveceros con los amigos en reuniones de sábado. Así que tanto el facebook como el twitter vinieron a darnos esa comodidad y facilidad para expresar.

El problema es que pocos son los que saben hacerlo y, en una pasmosa mayoría también, hay usuarios que utilizan estas aplicaciones de manera enfermiza, lo terrible es que no se dan cuenta de ello y asumen que la razón les asiste.

Haciendo la aclaración de que muchas veces uno lleva cierto tipo de relación con algunas personas cercanas y por lo tanto se lleva uno pesado con ellos, pongo algunos ejemplos de los tipos de usuario que trato de evitar de un tiempo para acá:

1.- El (la) Chistoso(a): Son aquellos que comentan posteos pero lo hacen con burlas, comentarios demeritorios y a veces hasta cuestionando a la persona que postea. Casi siempre para ellos sus gustos y opiniones son mejores que los tuyos.
2.- Los(as) Yo-yo: Son personas que comentan intentando ser cordiales, en algunos casos, pero que no pueden evitar citar un ejemplo de sí mismos como modelo de acción. Ej: "Yo por eso lo hago así o asá, yo por eso soy buena onda, Yo por eso lo hago mejor, Yo por eso voy a misa, etc".
3.- Los(as) Moralistas: (De estos tengo hasta una sobrina medio loca) Este tipo de contactos son los que se toman la libertad de cuestionarte hasta las fotos que publicas, la vida que llevas y hasta tu relación con tu familia. Podrán no arreglar sus propias vidas pero la tuya, para ellos, tiene que ser perfecta. Ah pero si andas tocando fondo ni te pelan.
4.- Los(as) Joyeros(as): Estos son de los que más gordos me caen. Son los que hacen cadenas que no debes cortar porque si no te caerá la maldición. Por lo regular son oraciones religiosas, pensamientos "buena onda" (bien Paulo Coelho), peticiones de milagros (de esos que si compartes y das "Amén" se cura alguien), complots del gobierno en contra del pueblo o alertas contra facebook que quiere cobrar el servicio o utilizar tus datos personales para que Bilderberg, el FBI, la CIA y la KGB puedan controla tu mente.
5.- Los(as) Bolchieviques: Mejor conocidos como "Chairos", son los pseudoizquierdistas a los que no se les da gusto con NADA. Incapaces de ponerse a trabajar y atentos a lo que publicas para tacharte de "Peñabot" o "Sumiso al gobierno". A estos sí hay que tenerles especial cuidado, si se te ocurre hacer algún elogio al gobierno eres un oficialista vendepatrias pero si se te ocurre dar tu "PERSONAL" opinión sobre tu disgusto a las marchas que secuestran tu ciudad, aguas!!!!!!. Como detalle, estos contactos utilizan dispositivos y equipo caro, creado por ese "Criminal Capitalismo Fascista" que tanto desprecian.
6.- Los(as) Expertos(as): Con estos no habrá tema que tú publiques que ellos no conozcan mejor que tú. Suelen publicar también notas "fake" dando por hecho que es verdad y no suelen tomarse la molestia de investigar un poco pero si se te ocurre lanzar tu punto de vista, basado en hechos y pruebas, te arriesgas a que te eliminen de su valiosísimas listas.
7.- Los(as) Políticos(as): Para estos usuarios, muy similares a los de la definición número 5, todo es blanco o negro. Son personas conflictivas, se pasan el día escribiendo y compartiendo sobre su ideología y generan extensas peleas con quienes no piensan como ellos. Sin dudas lograrán ponerte de mal humor.
8.- Los(as) Negativos(as): Estos son un caso bien especial. Comparten todo el tiempo sus problemas y sufrimientos, sin rescatar nunca nada positivo. Lo hacen esperando los comentarios condescendientes de sus seguidores.
9.- Los(as) Reality Show: Estos me dan la impresión de necesitar mucha atención afectiva. Sus posteos están finamente calculados para generar miles de comentarios. "Hoy estoy mal, voy a tomar una mala decisión", es un mensaje típico de estos personajes. Suelen pedir a gritos un poco de atención. A esos podemos verlos creando grupos y si tuviste la brillante idea de participar por cortesía, te has convertido en su esclavo mental. Se enojan si no participas en sus foros y sus chantajes morales no tienen límites. También suelen reaccionar muy ofuscadamente si no comentas o calificas sus posteos convencionales o si no respondiste como ellos esperaban a sus comentarios en tus propios posteos.
10.- Los(as) "Si no estás conmigo estás contra mí": Estos también son tremendos. Por lo regular suelen establecer una doctrina con sus gustos y convicciones y NADIE puede estar en contra de esta so pena de ser su enemigo natural. sus reacciones son tan complicadas que pueden causarte un extraño conflicto contigo mismo.
11.- Los(as) Centro del Universo: Estos contactos suelen estar permanentemente conectados a las redes sociales y pueden enojarse mucho si el resto de sus contactos no le responden en el momento sus a veces caprichosas peticiones. Están convencidos de que tú y los demás están, como ellos, metidos todo el día en internet.
12.- Los(as) "Todo me disgusta y me parece ridículo": Son los del falso nacionalismo. Se molestan si publicas cosas simples como fotos de algún platillo, determinadas fotos (vacaciones, paseos cortos, etc.), poner la bandera de algún país en marca de agua en tu perfil, elogiar a alguien que les cae mal o de plano si mencionas que estás feliz. Lo chistoso es que son los que pueden atacar duramente a Donald Trump y al mismo tiempo ser bastante racistas con sus propios paisanos.

Ahora bien. Es cierto que las redes sociales al ser gratuitas te dan el alienable derecho a publicar lo que se te de tu regalada gana pero con este tipo de personas las cosas no funcionan así, en primer lugar porque parecen creer que no es tu derecho inalienable que publiques en tu muro lo que se te pegue la gana y en segundo porque parece que necesitan que su brillo personal sea el que predonime, y casi siempre es por autoestima baja.

Publico esto porque últimamente me he quedado solamente con gente que me aporta algo y a quien algo de mí pueda servirles, es decir, gente que de una manera u otra o es constructiva o de plano simplemente no trae basura en la cabeza y es un poco por algunas discusiones que he estado evitando en estos medios (digo, pudiendo llevar la fiesta en paz). He cortado personas a las que realmente he apreciado por años que se ponen repentinamente muy "punks" y llegan incluso a la confrontación personal y he visto con cierta complacencia que algunos mejor me cortan a mí, precisamente por algo que les debí haber dicho o por algo que publiqué que no les gustó.

Por culpa de personas así muchas veces es difícil encontrar gente que vale la pena o bien hacer que lo que tú buscas valga la pena ya que ellos le han restado seriedad a lo que se supone es un avance tecnológico. Conozco amistades que me costó trabajo volver a encontrar (a través de esta madre) y que entran cada venida de obispo y en sus muros tienen muy pocas cosas y estas son en realidad muy sencillas y hacen eso porque tienen una vida y porque prefieren no complicarse con personas tóxicas. Están los que yo llamo "Ayatolas", que siempre entran a corregir el mundo pero con ellos hay una significativa diferencia: Saben de qué están hablando y en ese sentido es difícil ponerse de sangrón ya que una corrección siempre es bienvenida.

A partir de que comencé a seleccionar a las personas con las que quiero interactuar es que mis visitas al FB son más gratas y me hacen olvidar un poco el trajín del día. O sea, he comenzado a hacer del facebook lo que para muchos ha dejado de ser: un refugio coloquial para quitar el estrés.

Claro que mi lista no es la verdad absoluta y se valen comentarios y correcciones.

Es cuanto

Messy Blues