domingo, 15 de julio de 2018

Es que así soy yo

Lo que decides hacer

En mi pueblo, Salvatierra, Gto. se celebra un Festival de Jazz Blues iniciativa de un médico veterinario zootecnista entusiasta de esos estilos. Personalmente pensé en un inicio que la idea no era mala pero tratándose de estilos más bien culturales iban a requerir algo más que "Entusiasmo". Por otro lado sé cómo es Salvatierra, especialmente los grupos sociales que orbitan en los dos poderes del pueblo, el económico y el político y sé que es poca la gente que realmente conoce el jazz y el blues. Realmente se trata de una minoría que podría definir las veras raíces y el vero desarrollo de esos estilos y un festival de esa naturaleza es idóneo para ciudades cosmopolitas como CDMX, Memphis, San Francisco, Chicago, París, Londres, Roma, Madrid, New York, Buenos Aires, Sidney, Tokyo y otras a la altura pero en México, fuera de CDMX, Monterrey y Guadalajara, al menos en mi humilde opinión, esos festivales son un tanto "Snobs". Desde luego puedo equivocarme pero en el caso de Salvatierra, y con el respeto debido, sigo pensando que su principal atractivo radica más en lo festivo y en la oportunidad de convivencia que realmente en el Blues o el Jazz o los ejecutantes de estos. Aunque no niego que la música les pueda resultar agradable, obvio. Esto anterior lo expreso sin afectación ni atacando sino simplemente porque es mi criterio, muy personal y porque de esto derivó, por un lado un alejamiento del creador de dicho festival que era mi amigo, y por otro lado muchas reacciones tanto a favor como en contra de mi criterio.

En base a esto, y por consejo de mi mánager y de mi agente de prensa, decidí reconsiderar mis opiniones y ofrecí una disculpa pública por los ataques de mi parte y pensé que al menos yo quedaba tranquilo pero de pronto me llegaron más mensajes y correos criticándome por haber reculado mi criterio "Anti Festival" y desde quienes simplemente no compartían conmigo mi decisión, hasta insultantes disgustados que me llamaron "Pinche agachón de mierda". Lo de menos son los insultos, ojalá lo hicieran de frente, en realidad es el hecho de que algo tan personal y propio como es mi criterio produzca tanta urticaria. En colegas y amigos cercanos puedo entenderlo, más no justificarlo, pero en terceras personas, las mismas que van y le enseñan al organizador mis opiniones, sí resulta un poco, digamos, ocioso y aburrido.

Pero me encantaría decirle a quienes sí son mis amigos y que se sienten decepcionados de mi cambio de actitud, algunas cosas. Es muy fácil estar molestos o incómodos por lo que hacen otras personas, como es el caso del creador del festival, o los que encabezan otras cosas, no importa cuáles, pero ese malestar solamente nos afectará a nosotros mismos, no nos permitirá crecer ni salir adelante y, peor, solamente demostrará, para nosotros mismos, que no somos capaces de hacer algo mejor. Atacar a Vicente Corona no me hará mejor que él ni demostrará que yo sea superior, de hecho demostrará que lo que tengo es envidia. No opino que el Salva Blues Jazz Fest (así se llama el festival) sea lo mejor que le haya sucedido a Salvatierra (tampoco La Marquesada, por cierto) pero creo que no es algo en lo que yo quiera poner o quitar ni mi contribución ni mi opinión porque ni estoy en Salvatierra ni tengo ganas de ofrecer NADA para Salvatierra. Sin embargo creo que lo cortés no quita lo valiente y el reconocer mis excesos no me hace menos hombre ni menos músico.

Este es el punto. Obedecer o quedar bien con alguien, especialmente mis colegas más recalcitrantes, no me hará mejor o peor, simplemente me hará ser lo que los demás quieren que sea y yo no puedo ser así. Lo que yo hago puede no gustarle a muchos pero también existen a quienes les encanta y eso me hace tener un compromiso con esa gente que ha pagado por los discos que se están vendiendo y que ha apartado lugar para los conciertos planeados como el de San Hipólito. No han sido pocos años ni ha sido poco el sufrimiento así que, tal y como respeto a los colegas, también manifiesto y solicito mucho respeto para mí. Solamente esos colegas saben lo que representa llevar esta carga de ser un músico y artista que trata de no prostituirse y que ha pasado por demasiadas cosas para obtener lo mucho o lo poco pero que al final de cuentas se ha obtenido.

Tener un proyecto no es la cosa más sencilla del mundo y darle forma es todavía más complejo. He visto pasar muchos colegas en el camino y algunos me han traicionado arteramente (Omar Jacobo, Judith Hernández, Luis Elizondo y Alfredo Flores, por ejemplo) y he visto otros que simplemente no se toman en serio esto de tocar música y prefieren fingirse severamente enfermos en lugar de seguir adelante con lo acordado. Los he tenido que tienen un ataque de ego y hacen su pataleta marchándose y luego hacen una peor queriendo regresar. Los hay que se han sincerado diciendo que "La neta no me gusta tu onda". Es cierto que puedan tener razón pero también es cierto que a ninguno de ellos les he visto hacer algo mejor. En treinta y ocho años de tocar la guitarra he convivido con tres generaciones diferentes de músicos y me sorprende que los de antaño, que hoy rondan los casi sesenta años, muchos aún están en activo y hasta tienen una empresa implicada en el espectáculo en tanto los más jóvenes, de entre veinticinco a cuarenta, la mayoría dejaron ya la música. He tratado con toda clase de situaciones que me han llevado tanto a la cúspide y el triunfo como a las situaciones más humillantes posibles. He sido vilipendiado así como también alabado y, créanme, hoy a todos les agradezco, especialmente a los que me insultaron, porque sin conocer mis limitaciones no habría podido conseguir lo que he logrado.

Salir a tocar ante caras nuevas que no sabes si te aceptarán o rechazarán es algo que te produce mucha incertidumbre pero es una tarea que se tiene qué hacer. Es como salir a la obscuridad a pesar de haber luces, es como probar una comida nueva sin saber si te va a indigestar, o como probar una bebida sin saber a que sabrá o si será peligrosa. Pasar tantas horas aprendiendo a tocar, practicar aún más horas, endeudarte para comprar equipo, buscar jetas para que alguien quiera tocar contigo (ahí disculpen Vassy Courtes, no es contra ustedes), invertir horas de ensayo y hasta el tiempo que se tarda uno en componer la música y en el caso de canciones ajenas aprendérselas no es lo más sencillo. Nadie sabe, no el miedo, sino el terror escénico en determinadas situaciones, nadie sabe las dosis necesarias de adrenalina para poder superar ese vacío en el estómago. Nadie sabe lo que representa tener que lidiar con esa carga cuando el público ya te aceptó y debes mantener el nivel o de otro modo vas a caer al vacío y nadie sabe lo pesado que es asumir el estigma que te marca cuando te has puesto como el estandarte de tu propia creación. A mucha gente le gusta que bailes socialmente al son que esa gente te toca y jamás aceptará que seas tú mismo, que seas genuino y que expreses ideas propias. Y también los más de mis colegas sabrán que es muy difícil estar rodeado de comparsas que no pagarán por un disco ni la entrada de una de tus actuaciones y que muchas veces se molestan contigo porque no tuviste una cortesía permanente con ellos así como sabrán esos colegas que hay quienes piensan que te hacen un favor permitiéndote tocar a cambio de una cerveza o una limosna en una copa en medio del escenario (esos weyes cómo me cagan). poca gente entenderá que ser músico de Rock es una profesión tan respetable y costosa como lo puedan ser la de Arquitecto o Dentista.

No, el ameritar o demeritar a Vicente Corona no me hará mejor o peor, simplemente me hará "Alguien que se fija en Vicente" y hace rato que dejé de sentir envidia por lo que hacen los demás. Hoy me alegro del triunfo de mis colegas músicos y hasta me alegra saber que Vicente, su esposa Wendy y sus hijos Vicos y Nicole, hayan logrado levantar una empresa familiar con su proyecto del Salva Blues Jazz Fest" aunque no esté yo de acuerdo ni con el fondo ni con la forma. Tendría yo que ponerme a a analizar detenidamente si en el fondo no me habría gustado a mí encabezar o ser parte de ese proyecto. Tendría que meditar si en el fondo no soy yo el que ve todo mal. Aún sin estar del todo de acuerdo con la filosofía integral de ese festival, es cierto que al menos ellos ya lo hicieron,

No es al amigo o al conocido al que hay que hacer guerra, en realidad es hacia el interior, hacia esa zona de uno mismo que no se consigue dominar. Todo estriba en la vieja pero cierta frase de "Si no doy, mejor no quito". Así que por esa simple razón decidí disculparme con Vicente Corona, al margen de que mi equipo me lo hubiera sugerido. Decidí que eso de hacerle el caldo gordo a los idiotas lambiscones que lo mantienen al tanto de mis opiniones y que no tienen huevos de reclamarme a mí, es una forma muy estúpida de perder el tiempo. Aparte de todo, ya he perdido demasiados amigos por mi tendencia a decir exactamente lo que pienso.

Así las cosas, hoy prefiero simplemente cantar y tocar mi guitarra.

Gracias.

Messy Blues

lunes, 2 de julio de 2018

Andrés Manuel, al final llegó

El rostro de los Anti Egos

No quise colgarme a la marea provocada la tarde noche del pasado domingo con el triunfo de Andrés Manuel López Obrador en las elecciones federales para Presidente de la República, triunfo apabullante por encima de su más cercano rival, Ricardo Anaya, y por consecuencia aplastando al resto de contendientes. No quise agregarme al triunfalismo porque no soy mal ganador, no iba, ni voy, a publicar insultos contra nadie, no habrá burlas, no habrá escarnio ni habrá muestras de odio retenido hacia nadie porque la victoria del izquierdista es por sí misma un fuerte símbolo de justicia manifestado por el voto popular, aún que algunos insistan en que la otra mitad del país no quiere al tabasqueño. Está bien, a mí, como a mucha gente Vicente Fox nos cae atravesado, Felipe Calderón no es precisamente el que mejor sea recordado y Enrique Peña Nieto no es precisamente el más popular. Estamos a mano.

Pero el triunfo de Andrés Manuel es algo que ha tranquilizado a mucha gente que está enojada por las mismas razones que yo lo estaba hace doce años, cuando hice este blog, y ese mismo triunfo ha intranquilizado a otros sectores del país. Podría decir cosas que demeriten a quienes critican a AMLO y podría hacerlo con profundos fundamentos pero no es lo que México necesita, más idiotas creando encono. Es decir, no quiero ser un idiota más. Y es que por doce años el ahora presidente electo fue objeto de un ataque frontal de demasiados detractores entre figuras de alta política como Vicente Fox y Diego Fernández de Cevallos, entre otros, hasta editorialistas como Jorge Castañeda y Ricardo Alemán, el más violento por cierto -que llegó a tintes infames y hasta delincuenciales-, y cartonistas como el ultraderechista Francisco Calderón. Muchos jóvenes de clase alta también se sumaron al sentir "AntiPeje" yendo en contra de todo lo que supiera a un "naco populismo pejista" y AMLO fue calificado con toda clase de motes peyorativos. Así y todo, las generaciones Millenial nacidas entre 1995 y 2000 crecieron ajenas a esas diferencias sociales que tanto explotaron los grupos de élite de Acción Nacional y algunos grupos conservadores de la Iniciativa Privada, azuzados por Vicente Fox por un lado y por otros acérrimos enemigos de López Obrador por el otro lado.

Fue esta campaña probablemente más cansada y agresiva que ninguna, era el todo o nada y tuvo costos tanto económicos como en vidas humanas, fue un parto de gran dolor para el nacimiento de un sistema nunca manejado en México como es la Social Democracia, harto confundida con "Socialismo" o "Comunismo" (nada más lejos de la verdad). Fue este México levantado por los que viven al día, los que no pueden hacer planes a futuro, los cansados, los inconformes por la falta de oportunidades, los disgustados por los privilegios del poder y por los ya citados Millenials. Fue esta una campaña plena de odios y golpes, de batazos a las rodillas, de insultos velados y abiertos y de mucha desinformación. Por un lado los AntiAmlo inventando o siguiendo notas falsas argumentando historias que hasta risa causaban y por el otro lado los Pejistas, un buen número de ellos, publicando cosas igual de absurdas que, lejos de ayudar al entonces candidato, lo hacían quedar peor aún que los opuestos.

En el camino se sumaron personas que hace doce años eran el Archinémesis de AMLO como Manuel Espino, Gabriela Cuevas y Germán Martínez entre otros, así como personajes impensables por su posición en el medio artístico como la cantante comercial llamada "Belinda" (de quien no compraría un disco pero a quien considero profesional en un escenario) y en el camino también se añadieron muchos enemigos. En su momento Ricardo Anaya fue mi objetivo a vencer en este blog pero preferí limitarme a publicar un sólo artículo sobre mi antipatía hacia él y en su momento también expresé que José Antonio Meade me caía bien a pesar de todo pero sus anuncios demeritando a AMLO me parecieron de mal gusto y cayó de mi gracia. Pero dentro de todo ese universo de ideas, Andrés Manuel terminó por despertar la consciencia colectiva y exhortó al pueblo a manifestarse en el voto ya fuera a favor o en contra, y casi todo fue a favor.

Sumarme a las burlas contra Ricardo Anaya, José Antonio Meade, el PAN, PRD, PRI y todos los opuestos que fueron derrotados sería unirme a la moda pero demostraría la peor parte de mí, diría a los cuatro vientos que soy un pobre perdedor que no sabe ganar. Hacer escarnio sobre los mencionados demostraría poca educación, poca ética y, peor, una increíble falta de honor. Yo siempre me he jactado de decir lo que pienso, de ser genuino, de ser yo y a mi manera. Humillar al vencido es una forma de mostrar la virtud del cobarde y, créanme, cobarde no soy.

Sí, me alegro de que Andrés Manuel López Obrador sea hoy el Presidente Electo, que al fin y al cabo esa era la idea de haber creado este blog y el desaparecido "La Grilla sin Partido" pero desde luego no me mofaré de Anaya o Meade, mexicanos que al menos estuvieron ahí dando la cara y pasando penurias, a pesar de las muchas cosas de las que se les acuse. Algo que no nos atreveríamos a hacer muchos de los que somos tan críticos. No me corresponde a mí señalarlos y no me corresponde a mí juzgarlos. Me gustaría que este momento fuera un "Borrón y cuenta nueva" y que usted y yo nos pusiéramos a trabajar en lo que sabemos hacer bien, que nos propusiéramos hacer más grande este país, trabajando, con ingenio, siendo propositivos, sin envidiar al vecino.

Partiendo de ese punto y habiéndonos librado de gobiernos negativos, considero esta como una oportunidad de oro para ir hacia arriba. por lo que a mí toca creo que la razón de este blog se ha cumplido, lo que se diga o se haga en Salvatierra, Gto. le tocaba a la gente de Salvatierra, Gto. y ya decidieron con su voto (pésimamente mal pero lo hicieron). Yo perdí el encanto por escribir y por la política y revisando mis publicaciones de los últimos dos años noté que cada vez eran peor, flojas y simples, como sin muchas ganas y no está en mis cálculos mejorar eso teniendo otras responsabilidades encima. Lo que sí es cierto es que me gustó la forma en que usted, los demás mexicanos y un servidor participamos el domingo pasado en el proceso de votaciones, Nos Felicito por eso!.

A usted, gracias por seguirme todo este tiempo, a Andrés Manuel, Felicidades!

Es Cuanto

Messy Blues

jueves, 28 de junio de 2018

Cuando se Acaba la Cornucopia

No sé si me alegra que prometa el de izquierda pero sí que me alegra que no prometen los de siempre

Tratando de evitar el colgarme al jalón popular, una probable, mucho, victoria de Andrés Manuel López Obrador, y basado en aquello de "No hay que adelantar vísperas", me vino a la mente un panorama un poco menos humilde y asumiendo que no será que gane la izquierda sino que en realidad pierda el "Status Quo" de la política tradicional en un país que ya ha probado el fracaso de todos los sistemas, centrales y de derechas y que ahora se ha sumido en una total anarquía en la que, irónicamente, sólo han podido controlar su administración los sitios gobernados por centro izquierda e izquierda de fondo. Confieso al amable lector que en el fondo deseo tanto como muchos en el país que sea el líder de MORENA el que tome la estafeta sabiendo que no debemos esperar una varita mágica sino mucho trabajo duro. Es como aquel Winston Churchill en la segunda guerra mundial: "Sólo tengo para Inglaterra Sangre Sudor y Lágrimas" y puso a trabajar a todo el Reino Unido para vencer a los nazis. Cosa maravillosa el trabajo en equipo, Inglaterra le metió palos a los nazis y ganó la guerra.

Pero esta contienda no se resume únicamente a la victoria de la izquierda, se enfoca, y mucho, a la caída de un sistema viciado y sujeto a intereses de partido. Muestra esta contienda la farsa de un partido que duró muchos años en el poder y llevó a México a la bancarrota, lo colocó como el traspatio de un país que ya no quiere saber nada del mismo (los Estados Unidos de Donald Trump) y lo devaluó en varios sentidos como participante del escenario mundial. El PRI convirtió a México en un bufón que, si con mucho honor, era apreciado como un holgazán de sombrero durmiendo bajo un cactus y en el mejor de los casos como un sombrerudo bigotón tomando tequila y comiendo burritos (o tacos). Defender el peso como un perro fue un drámatico capítulo digno del Óscar en 1982 en su último informe de gobierno siendo aún presidente uno de los peores, José López Portillo. Luis Echeverría no fue mejor que él ya que Don Luis ha sido quien más se ha mofado de México desde su torpe proceder en Tlatelolco 68 y la Normal 71 y su cumbianchera presencia diplomática viajando en guayaberas y despreciando íntimamente a lo que él llamaba "barriada" a la que solía ofrecer cumplidos bendiciendo políticamente los sindicatos y uniones campesinas que, en el fondo, aborrecía. Es cierto que el PRI tuvo algunos brotes de buenos políticos y lo es también que la educación en su momento (1976 a 1986) fue de las mejores a nivel mundial, como lo es el modelo de energía y la administración de las producciones del campo y el mar pero fueron todas un espejismo quebradizo que le estalló en las manos al más bisoño del grupo, Miguel de la Madrid, quien también tuvo la desgracia de enfrentar la tragedia en todo sentido del trístemente célebre terremoto de 1985, misma que dejó evidente la podredumbre de las prevendas políticas beneficiando a ciertos privilegiados grupos anexos al poder en turno. Aunque muchos no se ponen de acuerdo, es probable que Ernesto Zedillo haya logrado en lo posible estabilizar la impredecible moneda mexicana pero el caballero ya cargaba con el estigma de la duda que dejó el artero asesinato de Luis Donaldo Colosio Murrieta, quien era el candidato a la presidencia de México en 1994 y a quien, por dicho asesinato, Zedillo pasó a reemplazar. Otro estigma son las dubitativas elecciones de 1988 en las que Cuauhtémoc Cárdenas "perdió" ante Carlos Salinas de Gortari después de una casual caída de sistema de conteos.

En ese rango desde 1982 a 1994, doce años, el PRI ya no fue capaz de cubrir la invasión de gusanos en su manzana y el advenimiento del movimiento zapatista con otro personaje igual de ridículo, el Sub Comandante Marcos, hizo que el árbol comenzara a tambalearse cada vez más. Lo anterior y el crecimiento de la generación nacida durante los años 70's motivaron que la figura imperial del presidencialismo priísta comenzara a desdibujarse ante un populismo bien manejado como fue el de Vicente Fox como gobernador de Guanajuato. Aquí es donde comienza el punto de quiebre ya que si el PRI estaba manejado por pseudomasones (los que gobernaron u ocuparon algún puesto clave nunca lograron pasar del grado 14), el PAN que ya había logrado un poder importante habían sido ungidos por los círculos conservadores y religiosos de su partido. La existencia del Yunque es algo que no sólo se probó sino que además fue aceptada por los yunquistas mismos. Este grupo de extrema derecha logró crear la idea de que México había sido despojado de sus valores y tomaron a la gente pobre de estandarte mientras sus élites se pitorreaban de lo lindo en sus reuniones en algún lugar remoto de la Europa meridional. Cierto es que este grupo de poder fue el que más trabajó en pactos de conveniencia con algunos grupos empresariales casi todos encabezados por personas de nacionalidades judía, libanesa, española e incluso norteamericana y los pocos mexicanos en esos grupos eran hijos o nietos suyos nacidos en el país. Acción Nacional fue por mucho la mejor oposición del PRI durante los años 50´s, 60's, 70´s y 80's en manos de políticos honorables, como Manuel Clouthier, Pablo Madero y Gómez Morín entre otros pero su núcleo fue usurpado e invadido por las que habían comenzado como minorías provenientes de intereses de derecha corporativa.

Ante los dos protagonistas clásicos desde aquellos buenos ayeres surge un tercero en discordia encabezado por Cuauhtémoc Cárdenas y Porfirio Muñoz Ledo bajo la bandera del "Frente Cardenista de reconstrucción nacional. Eventualmente este movimiento se convirtió en el que sería el tercer partido fuerte en el país, el PRD (Partido de la Revolución Democrática) que alojaba una gran mayoría de ex militantes del PRI y muchos anexos disidentes de la "Liga comunista 23 de septiembre" y este punto es probablemente lo que haga un tanto controvertido el surgimiento del movimiento FCRN ya que hasta ahora se ha sostenido que tanto Jesús Ortega como Jesús Zambrano fueron parte agresiva de la liga comunista así como Marcos Rascón (hoy candidato por la gubernatura de la Ciudad de México). Lo cierto es que irónicamente Cárdenas, Muñoz Ledo y López Obrador nunca comulgaron del todo con los ex integrantes de la liga, de ahí los futuros quiebres dentro del PRD.

Pero el régimen de Fox fue probablemente el más cándido y en cierto modo circense de todos ya que, en su ímpetu por querer demostrar su democracia, Vicente Fox se exhibió así mismo de una manera moralmente ambigua y aunque se enfocó, y lo hizo bien, en la economía, su perfil diplomático y su comportamiento como funcionario fueron más dignos de un Reality Show que de un Presidente de la República. A la historia pasó aquello de "Comes y te vas" tratando de humillar a Fidel Castro en el afán de no granjearse la antipatía del nefasto George W Bush durante una cumbre política celebrada en México. Probablememente Fox se había ganado muchas simpatías en campaña pero como presidente ha sido uno de los peor evaluados. Calderón por su parte hizo que la caja de Pandora quedara al descubierto al ser abiertamente apoyado por El Yunque, El MURO y Los Tecos, todos de ultraderecha, y por haber gobernado privilegiando a los empresarios de los grupos que en su momento impulsaron a Fox. En este caso igual la economía tardó en caer pero también es verdad que Calderón la mantuvo a flote a base de medios artificiales, cosa que le estalló en las manos al cándido Enrique Peña Nieto. Y Peña Nieto a su vez protagonizó la debacle de la figura presidencial, la convirtió en un personaje de bodevil y la llevó a terrenos del ridículo que al menos Fox trató de no evidenciar. Peña Nieto realmente tuvo muchos más aciertos que Fox pero también tuvo muchos más enemigos que este y la persecución por parte del PAN derivó en asuntos como "La casa blanca" y los "43 de Ayotzinapa" en los que gente financiada por Acción Nacional azuzaba a grupos de choque para crear campañas. Poco le ayudó al actual presidente su débil habilidad cultural y fue de un error tras otros tratando de complacer a quienes lo atacaban. Pero los grupos detrás del señor Peña Nieto también motivaron otras alianzas y desalianzas y al final se enfrentó a una asociación "Contranatura" entre un partido debilitado de izquierda, PRD, y el clásico de oposición, PAN quienes impulsados por un advenedizo como Ricardo Anaya moldearon planes por etapas partiendo de su "Pacto por México" hasta la "Coalición Por México al Frente" en el que Anaya incluyó a los personajes más mediocres en términos de cultura y preparación dejando que el PRD se sirviera de "las sobras" que el PAN les iba dejando, convirtiendo así al partido del Sol Azteca en un partido pequeño y a punto de expirar. No hace falta decir que para todo esto Ricardo Anaya pasó por encima de todo y de todos dentro de su partido.

El descontento hacia el régimen desde los últimos años 60's hasta el actual fue lo que dejó en evidencia el encono creado por la corrupción en esferas altas, y aunque también hubo cosas buenas, las hubo qué caray, es bien cierto que las generaciones nacidas a partir de finales de los 70's y mediados de los 90's ya no se tragaron tan fácil las jugadas, lo que nos llevó a la actual posición de la izquierda Social Demócrata por arriba de lo esperado. Sé que el horno no está para bollos, de hecho a mí me caen mal algunos de MORENA (no soporto a Claudia Sheinbaum), pero sí es necesario apreciar que, hagan lo que hagan Anaya o Meade van a requerir de un milagro para al menos alcanzar un buen número en los congresos, gubernaturas y alcaldías. Digamos que no va ganando Morena, en realidad van perdiendo Anaya y Meade y eso es un síntoma de que el país realmente está hasta el gorro de los gobiernos tanto del PRI como del PAN.

Es cuanto

Messy Blues

martes, 26 de junio de 2018

La sombra del monstruo

Andrés Manuel, el Peligro para el México de la política manipuladora
Bueno. En toda la jornada no me metí en la política, ya lo mencioné, por respeto, y aún que soy un sujeto de izquierda no me la pasé defendiendo ni a Andrés Manuel López Obrador ni a nadie, de hecho. Sin embargo creo que sí ya llegó mi momento de expresarme al respecto y es en el tenor de reconocer la obvia ventaja del candidato de Morena y el evidente pánico de Ricardo Anaya ante una ya eventual victoria de aquel. Siendo realistas muchos podrán argumentar que las encuestas no deciden una victoria pero sí es verdad que la definen por tendencia. Ciertamente si el de la ventaja fuera Anaya esos muchos opinarían diferente.
Sólo hay dos opciones de que AMLO no sea presidente, un milagro para Anaya o el fraude y es aquí donde surge la realidad. Nadie que sea inteligente va a defender a Acción Nacional, mucho menos al PRI, y no podrán argumentar nada que favorezca el régimen de Vicente Fox ni el de Felipe Calderón, ambos inclinados abiertamente a las minorías de clase alta y gobernando de una manera más bien mediocre. Del PRI está por demás mencionar siquiera alguna virtud.
Pero las cosas son más complejas de lo aparente. Andrés Manuel López Obrador tuvo 12 años para evidenciar que nuestros gobiernos han sido perniciosos y de dejar al menos la duda general de que en el 2012 hubo fraude pero no dejó duda alguna de que en el 2006 hubo tal fraude, al menos yo así lo creo. En esos 12 años Andrés Manuel hizo una campaña permanente abarcando dos generaciones distintas y las hizo voltear a la misma dirección, los hizo tener el mismo enfoque y realmente creó al tigre que podría saltar con furia si se diera un fraude. El mismo tigre que no morirá si a López Obrador le respetan el triunfo, el mismo que vigilará al tabasqueño en cada mínimo detalle.
Pero definir a tres candidatos en un resumen no es asunto fácil. Primero debemos tomar en cuenta que Andrés Manuel López Obrador es un personaje social con ambos niveles de óptica externa, es decir, por un lado es visto como una suerte de líder y guía que llevará, en teoría, a México a un nivel de potencia y hará que los pobres dejen de ser pobres y los ricos sean más ricos. Esto de acuerdo a como lo ven sus incondicionales seguidores Por el otro lado López Obrador es visto como un demente demagogo, parásito de su partido, obsesionado por el poder y peligroso como funcionario pero irónicamente es quien en este momento, al escribir esto, marca una clara ventaja dentro de encuestas que muchos dicen que no sirven pero curiosamente realizadas por empresas que podrían ser parte del enemigo que, dicen, persigue AMLO. Pero más allá de encuestas y suposiciones es bien cierto que el tabasqueño ha merecido que las campañas de Ricardo Anaya y José Antonio Meade se centren en destruirlo a él (cosa que consiguió el efecto opuesto curiosamente) y, tomando en cuenta, repito, eso y que el señor López ya tiene, entre broma y broma, casi una cuarentena de años dentro del ambiente político, se debe aceptar que estas elecciones son el resultado de los previos contubernios de derecha que entramparon su camino a partir del famoso desafuero de 2004.
Considere apreciable lector al más fuerte de sus opositores, Ricardo Anaya Cortés, quien de la nada surgió hasta las más altas esferas de poder de un partido que se caracteriza por ser conservadoramente variopinto, empresarial, de clase alta por lo general y que solamente desciende al Lumpen en tiempos electorales. Anaya pisoteó la dignidad no solo de la gente que lo cobijó en el partido, también humilló al partido mismo valiéndose de las prostituyentes alianzas con un partido de izquierda que siempre se conformó con las migajas con tal de no perder presencia, el PRD y que está conformado con toda la clase opuesta al PAN, la gente de "a pie" que se desempeña a diario en mercados, transporte público y arengas de vecindario, en contraste con las compras con tarjeta American Express, autos de lujo y residencias palaciegas del partido conservador. Para Anaya la imaginación fue el límite y el caballero ha probado tener una imaginación pródiga en una mentalidad infernal y demoniaca (o qué le dicen a usted su mirada y su sonrisa tipo Chucky?) y por consecuencia pasó como tanque de guerra por encima de quien se le pusiera enfrente logrando que mucha disidencia del PAN hiciera lo que hace doce años pareciera imposible, pasarse al lado de Andrés Manuel López Obrador, otrora su archinémesis jurado, el Peligro para México, el enemigo a vencer. Anaya demostró mucha capacidad para lograr sus objetivos, de eso no hay duda, pero cometió muchísimos errores de cálculo y un gran error, garrafal, que en la política jamás debe cometerse, pasar por alto que los políticos carecen de ética y moral pero no de memoria. Esos errores al final terminaron sacando al verdadero Ricardo Anaya, confrontativo, pendenciero, conflictivo y en pie de guerra. Dicen los psicólogos que cuando un mitómano se enfada porque no se le cree una mentira, intenta por todos los medios de convencerse primero él o ella mismo o misma de que esa mentira es real. Eso sucedió con Ricardo Anaya Cortés, el mismo pequeño animador de intermedio enfundado en su traje de niño que sonreía dócil hace ocho meses en el Ex Convento de San Hipólito cuando dio su conferencia de "Ciudadanos Opinan" que no era otra cosa que la preparación de la campaña más hitleriana conocida en México para lanzarlo a él como candidato a la presidencia (Octubre de 2017), el mismo que ahora desdibujó su expresión de triunfo en una sonrisa tétrica y hostil que parece retar al mandatario Peña Nieto a tratar de meterse con él, de acuerdo a su teoría de conspiración de que Andrés Manuel y Enrique Peña se han asociado en su contra.
Luego tenemos a José Antonio Meade, un ex canciller que ha probado capacidad administrativa pero también ser bastante sobón con el que paga el bisteck, trátese del PAN o trátese del PRI, para Meade no importa mucho cual de los dos, basta y es suficiente con que sean los poderosos. Esta lealtad ambigua a ambos partidos parecía dejar la idea de que Meade en realidad no era partidario sino un sujeto interesado en sacar al país adelante. Para un gusto personal de quien escribe, Meade es el caballero, el de los modales, el correcto, el bien portado pero también es el tibio, el fiel soldado presto a la orden del general (en este caso el PRI) y el que bien pudo haberse lanzado protegido por el PAN y por ello en este momento estaría bastante cerca de López Obrador en aceptación. Meade es el típico e infaltable "Comparsa" de una elección, el patiño con el que el puntero y el segundo lugar juegan a la pelota y a través del cual uno al otro se insultan y se hacen descalificaciones sin tener que confrontarse a cada rato. Mal papel del señor Meade ponerse justo en el medio de una guerra entre un mequetrefe como Anaya y un político como López Obrador. Al margen de que sea o no un Peligro para México, calificativo que jamás se probo, por cierto.
Y hay un fenómeno adicional. Pareciera que los enemigos de AMLO apuestan casi la vida, o al menos la fortuna, para que el tabasqueño no llegue a ser presidente y de hecho han creado una obsesión entre los seguidores del blanquiazul (y sus aliados temporales) que, sin conocer realmente a AMLO, se unen a las huestes de linchamiento azuzando a más gente a cometer escarnios vía redes sociales y un activismo de descalificación que solo consigue dejarlos en peor plan que lo que quieren lograr con el líder de MORENA. En contraparte tenemos a muchos amlofans que también cometen cada burrada (como asumir que EPN privatizó el agua y, peor, algunos hasta aseguran que quiere privatizar el aire, válgame!. Hubo quienes hicieron la broma de que en el partido México-Corea EPN privatizó el Ángel de la Independencia). Pero retomando el enfoque hacia las elecciones, es bien cierto que Andrés Manuel ha merecido que se concentre en su contra la élite de políticos que por años han manipulado el poder en México, como Diego Fernández de Cevallos por ejemplo, y al mismo tiempo que se le una a favor otra élite de conservadores duros y de probada integridad política como Manuel Espino, Gabriela Cuevas y Germán Martinez, solo por mencionar algunos.
Para críticos como Jorge Castañeda y Pablo Hiriart, el ascenso de AMLO es un error colectivo que no se verá consumado el próximo 1 de julio ya que, dicen, las encuestas no dicen nada. Para ellos es más real que el New York Times o el Washignton Post hagan análisis sobre un populista y peligroso político y con ello respaldan su hipótesis de que AMLO realmente no ganará. Hay una histeria colectiva adicional de que el gobierno cometa nuevamente un fraude y en realidad la guerra de Anaya hacia Peña Nieto sea un mero telón de fondo para despistar. Es curioso ver como muchos "expertos políticos" aseguran conocer a "alguien cercano al poder" y que saben de buena fuente que "No lo dejarán llegar". El tipo de campañas de terror psicológico que ayudó en 2006 a que Felipe Calderón usurpara el poder, como es sabido. Pero también las huestes lopezobradoristas resultan un ejército de soldados rasos que suelen pelear e insultar a todo aquel que no simpatice con el tabasqueño de igual manera que los anayistas no desaprovechan oportunidad para demeritar a Andrés Manuel. Lo cierto es que hasta el día de hoy, cinco días antes de la jornada electoral, Andrés Manuel López Obrador lleva la delantera.
Ahora bien. Un tranquilizante con la misma capacidad de un fuerte diazepam es, para PRI y PAN, que el voto útil, el de los indecisos, que por cierto me deja pensando en que el voto ya decidido pudiera ser voto inútil, según su apreciación, pudiera, ese voto útil, representar un vuelco en la tendencia y que a la mera hora AMLO perdiera frente a Ricardo Anaya, o bien frente a Meade, pero lo cierto es que el voto útil, que sí se va a ejercer, no completaría a ninguno de ambos para alcanzar al puntero Andrés Manuel, suponiendo que el voto útil se inclinara a favor de uno solo de ellos. Este voto indeciso, más el voto voluble (el que dijo estar con AMLO pero a la mera hora cambia), se repartirá entre Anaya, Meade y el bufón del juego, Jaime Rodríguez, el Bronco. Aún si las empresas temerosas hacen tanto énfasis en que AMLO es un peligro para México, sentencia que aburre más aún que la de "La mafia del poder".
De Meade no cabe duda el nivel de su capacidad pero sí su alcance como político ya que el caballero no sabe jugar metiendo zancadillas, Anaya se sabe todas las zancadillas y AMLO aprendió a defenderse de tales zancadillas. Por cierto, yo mismo opino que al Peje no se le da la oratoria pero es que lo suyo no es venderle ideas al pueblo, lo suyo es trabajar en lo que predica, ahí la diferencia. AMLO ha recorrido todo el país, ha tratado a la gente de mano, ha escuchado al pueblo y de hecho conoce su posición frente a un monstruo con el que no puede ponerse a las patadas fácilmente (la delincuencia). Andrés Manuel puede ser todo lo malo que sus contrincantes puedan alegar y señalar pero definitivamente es el único de todos ellos que sabe lo que es y cómo funciona cada polo de desarrollo y sabe que para enfrentar la inseguridad el peor método es la confrontación violenta, asunto del que han sacado de contexto la esencia y con el que han tratado de hundirlo, cabe decir.
Pero el señor de la izquierda no la tiene tan fácil como muchos quisiéramos creer. AMLO tendrá solamente seis años para justificar su argumento metamorfoseado en doce y tendrá que cumplir el cambio que Fox no cumplió del 2000 al 2006, aparte de que tendrá que conseguir el equilibrio socioeconómico que ni el PRI en setenta y tantos ni el PAN en doce pudieron ni tuvieron capacidad ni voluntad de lograr. Se convirtieron ambos en agencia de colocación y bolsa de trabajo para demasiados zánganos que incluso hoy cobran del erario sin trabajar.
Andrés Manuel López Obrador tiene un eventual y obvio triunfo en el horizonte pero también tendrá el México más complicado en toda su historia. Viene la parte en la que su argumento de "Combatiendo a la corrupción" no será ni válido ni sustancial. Aunque tiene una carta a favor, la generación adulta arriba de los 40 es la que hace 17 años fue menospreciada por el foxismo y ya era emprendedora y la generación arriba de los 18 odia la dependencia y el paternalismo manipulador que hicieron característicos al PRI y al PAN. Tiene AMLO un momento de encrucijada porque la ventaja de contar con una población de iniciativa puede ser positiva sí la sabe manejar pero por otro lado tiene el compromiso más grande y complicado del mundo: cumplir lo que prometió por doce años.
Es cuanto.
Messy Blues

miércoles, 13 de junio de 2018

Mi disco en venta

Como la verdad las elecciones y los candidatos me dan una hueva infinita, decidí compartirles que ya está a la venta el disco "Rooted Time" de Vassy Courtes, el grupo en el que toco la guitarra y pego de alaridos.

Al menos escúchenlo, no?.

miércoles, 6 de junio de 2018

Acción Nacional y los Nazis

Si estás pensando en votar en Salvatierra por la Alejandrina Lanuza, a nivel estatal por Diego Sinhué Rodríguez y a nivel nacional por el pobre diablo de Anaya, te sugiero que le eches un ojo a esto, Gracias

[Originalmente publicado el 31 de Julio de 2009 en mi blog "La mano que mece la cuna"]


Los documentos que revelan la asociación del sinarquismo mexicano con las fuerzas fascistas del eje

Pese a sus constantes negativas sobre sus raíces nazis y fascistas, el partido político llamado "Acción Nacional" (que deriva del nacionalismo hitleriano) fue el resultado de la decisión del sinarquismo de inmiscuirse en la política e infiltrarse al poder en planes de corto, mediano y largo plazo. Actualmente lograron una meta que en los años 30 fue a largo plazo, estar en el poder, irónicamente resultó un tanto anacrónica y tardía su llegada a la silla presidencial. No obstante los planes mediatos del partido comienzan a hacerse notar de manera siniestra con determinaciones como registrar el número celular personal (pretextando el combate al crimen) y la nueva cédula personal de identidad electrónica. Eso, aceptado o no por ese partido de derecha, son dos de las metas de dosificación y control sobre los ciudadanos, tal y como Mussolini lo hizo en Italia, Hitler en Alemania, Ideji Tojo en Japón y Franco en España creando cada uno un régimen basado en el totalitarismo y la enajenación para que el poder (la derecha) pudiera manejar a su antojo a sus respectivas naciones.

La CIA, como parte de la defensa aliada, pronto obtuvo información sobre los planes del eje para infiltrar agentes nazis en México y atacar de cerca a EEUU y recientemente liberó un par de documentos muy reveladores en donde informan sobre las actividades del sinarquismo fascista en México advirtiendo el peligro del régimen nazi muy cerca de ellos.

Documento uno:

Se trata de un reporte del agregado naval de los Estados Unidos fechado el 31 de Octubre de 1941

El texto dice:

Los sinarquistas mexicanos son un peligroso grupo totalitario controlado por la Falange Española y la Iglesia, con los Nazis manejándolo todo tras bambalinas.

El informe solicitado muestra los antecentes históricos que exhibe a los Sinarquistas como una rama que se origina de los grupos de la iglesia surgidos durante los amargos días del conflicto iglesia-estado. Los programas Sinarquistas, diseñados por los Falangistas, buscan establecer un estado totalitario bajo el control de España, con México como parte de un nuevo imperio español que sería dominado por Alemania. Los Sinarquistas están organizados a través del sistema de células tipo comunísta, mientras que los párrocos de las iglesias proveen los nombres de las personas suceptibles a ser organizadas. El líder Abascal, es el apto jefe del grupo que ejerce el control total. Se proporcionan los nombres de los sub-jefes conocidos así como los agentes alemanes que los controlan. Acción Nacional es un grupo de enlace de los estratos más altos de la sociedad mexicana y forma parte del movimiento Falangista. Está en duda el verdadero número de los Falangístas, pero un estimado conservador los situa en 250,000, Acción Nacional tiene 50,000. Los programas inmediatos incluyen sabotajes tanto dentro de México como en los Estados Unidos.

Documento dos:

Se trata de un reporte sobre quienes controlaban el plan en México

El texto dice:

Oscar Hellmut (Schrieter) y Otto Gilber son los principales agentes nazis conectados con las organizaciones Sinarquistas y tienen su sede en Guanajuato. Schrieter por el momento se encuenta en la Cd. de México sin poder salir de la capital por órden oficial, pero los líderes Sinarquistas están intentando arreglar su regreso a Guanajuato. Los sacerdotes Católicos aún están activos en el movimiento Sinarquista, Los líderes Sinarquistas tienen como ojetivo final el control del gobierno nacional.

Obviamente habrá respuestas que quieran desmentir esto así que incluyo los documentos escaneados y presentados por la CIA en su website.

Es cuanto

Messy Blues

Documento 1:


Documento 2:

Artículo Anexo sobre el tema:

Los nazis en México (condensado)

Por: Juan Alberto Cedillo

Durante el primer semestre de 1940, Adolfo Hitler y los altos mandos de la Wehrmacht analizaban en su búnker militar si su poderío en tecnología bélica, aunado a sus innovadoras tácticas de guerra, les permitirían someter en breve a dos potencias mundiales de manera simultánea: la Unión Soviética e Inglaterra. En junio de ese mismo año pusieron en curso la invasión aérea sobre el Reino Unido, preámbulo a la Operación León Marino, que consistía en un desembarco sobre las playas inglesas tras abatir a sus aviadores, mientras preparaban la Operación Barbaroja contra la Unión Sovietica. Según cuenta Walter Schellenberg en Los secretos del Servicio Secreto Alemán, los generales del ejército nazi creían ciegamente en la locura de Hitler, quien aseguraba con firmeza: "el ejército ruso será derrotado en seis semanas". Esa confianza en la palabra del Führer los hizo enviar sus tropas a sortear el gélido invierno nórdico. Para enfrentar a Inglaterra al mismo tiempo, resultaba vital conocer el apoyo que podría recibir de su aliado en Estados Unidos. Por ende, la Oficina Central de Seguridad del Reich, encabezada por Reinhard Heydrich, puso manos a la obra para investigar el potencial de Norteamérica y acabar con la resistencia al otro lado del Atlántico.

Todas las secciones del aparato de espionaje alemán participaron en esa tarea. La Gestapo de Heinrich Müller; el Contraespionaje Político del RSHA encabezado por W. Schellenberg y la Abwehr; el Servicio de Inteligencia Militar, que dirigía el carismático Almirante Wilhelm Franz Canaris, quien se adelantó al decretar órdenes para ampliar las operaciones de su organización al hemisferio occidental.

El ejército alemán necesitaba conocer a detalle el potencial industrial de Estados Unidos, así como los  movimientos navales de su flota y sus estrategias militares. Por lo tanto, la Abwehr escogió a México para establecer un centro de espionaje en todo el continente. El Almirante Canaris consideró competir en territorio mexicano por su valor estratégico: una extensa y porosa frontera con Norteamérica, desde donde se podría ejecutar el sabotaje a su industria.

Cárdenas, Hitler y Mussolini

Adolfo Hitler y Hermann Göring tenían otro objetivo al mandar a sus hombres a México: aprovechar sus ricos yacimientos petrolíferos. Desde el mes de mayo de 1938 Alemania recibía importantes flujos de crudo, proveniente de la República Mexicana. El presidente Lázaro Cárdenas le vendió petróleo a Hitler, a la Italia fascista de Mussolini y al Japón del emperador Hiroito como una medida para salvar su decreto de expropiar el energético a las empresas británicas, holandesas y estadounidenses.

Cuando el Presidente ordenó la nacionalización de la industria petrolera, el 18 de marzo de 1938, Gran Bretaña y los Estados Unidos reaccionaron con  un boicot a México y exigieron a sus aliados que no le compraran crudo a la empresa recién creada por Cárdenas: Petróleos Mexicanos. Adolfo Hitler y Benito Mussolini  rechazaron el boicot y gracias a ello se convirtieron en los salvadores de la paraestatal mexicana. El petróleo mexicano que recibía la Alemania nazi, era procesado en sus refinerías de Hamburgo, donde se producía el combustible que utilizaba su fuerza aérea, la Luftwaffe. 

En 1938 la producción de crudo en la República Mexicana alcanzó los 38.8 millones de barriles anuales y se vendía al exterior alrededor del 70 %. Durante los primeros años de la guerra, Alemania absorbió el 48 % de las exportaciones, Italia el 17 % y Japón compraba una cantidad menor.

Para la Operación Barbaroja, el ejército nazi preparaba cinco mil aeronaves y más de 3,500 tanques. Esos planes enfatizaron la importancia que tenía México, ya que hasta los primeros meses de 1940 aún dependían de sus fuentes de abastecimiento. Así que durante el arranque de la Segunda Guerra Mundial, el Tercer Reich no podía darse el lujo de perder el suministro del crudo mexicano.

El comando Wehrmacht

La Abwehr comenzó los preparativos para mandar a sus hombres a México a finales de 1939. Se analizaron planes en la sede del Oberkommando der Wehrmacht con los responsables de la División Económica del Servicio de Inteligencia (IWI por sus siglas en alemán), sección que buscaba conocer el potencial industrial de los países enemigos.

El doctor Ernest Bloch, quien comandaba a la IWI, revisó una lista para seleccionar quién viajaría a la República Mexicana. El responsable debería conocer muy bien tanto Latinoamérica como Norteamérica, hablar el idioma español e inglés y estar capacitado para el espionaje industrial. Después de analizar los expedientes, se inclinó por un militar que recién se había reintegrado a la milicia y en ese momento estaba como encargado de las operaciones de la IWI en Holanda, Bélgica y Francia.

El oficial seleccionado contaba con 42 años de edad, y 10 de ellos los había vivido trabajando en Colombia en diversas sucursales del banco Germánico de las Américas del Sud. Su nombre: Georg Nicolaus. Como segundo al mando se escogió a un barón llamado Friedrich Kart Von Schelebrugge. Nicolaus nació el 26 de septiembre de 1898 en Charlottenburgo. Era hijo del banquero, Robert Nicolaus. Después de concluir su militancia en el ejército germano en la Primera Guerra, se fue a trabajar en el Banco de Antioquía, una subsidiaria del Banco Germánico en Colombia. Gracias a ello, recorrió Sudamérica y conoció a profundidad su cultura.

En octubre de 1939 Nicolaus fue contactado por el Ernest Bloch para proponerle ampliar las operaciones de la Abwehr a México: "Tu  misión -le dijo Bloch- tendrá como objeto determinar la potencialidad bélica de nuestros enemigos en el hemisferio occidental", según testimonio del propio Nicolaus, registrado en el Archivo General de la Nación, Galería 2 IPS, Caja 330 Expediente 1, que contiene su declaración al FBI en Bismark, Dakota del Sur, al término de la Segunda Guerra Mundial. 

La misión fue clasificada  de máxima prioridad para el ejército de Hitler, ya que además del espionaje industrial, incluía vigilar movimientos de navíos militares y buques de carga de los Estados Unidos, principalmente en el Golfo de México y a través del Canal de Panamá. Sus operaciones incluirían también conseguir materias primas para su maquinaria bélica.

Inmediatamente después de su elección comenzó una capacitación para enviarlo a México, la cual duró alrededor de tres meses. Se intercalaba entre la sede del Oberkommando Wehrmacht y el Instituto Químico Técnico del Reich, donde realizó un curso de sabotaje. Durante su entrenamiento conoció que se pueden fabricar poderosos explosivos mezclando un inofensivo chocolate con substancias que se pueden adquirir en cualquier farmacia.

Georg Nicolaus arribó en avión a la capital mexicana el 30 de marzo de 1940. Pudo cruzar sin problemas los filtros de la migración mexicana gracias al aplomo aprendido durante su entrenamiento.

En el momento de su arribo la efervescencia política imperaba en todo el país. La nación se encontraba convulsionada por ser año electoral: se disputaba la presidencia para sustituir a Lázaro Cárdenas. La candidatura de un militar de derecha, Juan Andreu Almazán, ganaba simpatías desde Baja California hasta Yucatán. El candidato oficial del grupo en el poder, Manuel Ávila Camacho, se mostraba conservador. Ambos aspirantes querían deslindarse de las medidas radicales del presidente saliente.

Desde Berlín se dieron órdenes de reforzar la presencia germana en México. Para mediados de 1940 comenzaron a llegar agentes de la Gestapo y prominentes colaboradores de los nazis que operaban en Brasil, Argentina, Francia y España. Para esa fecha ya había concluido el gobierno de Cárdenas, y antes de abandonar la presidencia, redujo los envíos de crudo a Alemania. Los  nazis, por su parte, pretendían penetrar e influir en los miembros del nuevo gabinete del presidente  Manuel Ávila Camacho, quien derrotó a Almazán en unas elecciones controversiales.

Entre otros espías, llegó el ciudadano de origen polaco Edgard S. Weisblat, considerado por los servicios de inteligencia estadounidenses como "uno de los más expertos y capaces agentes de la Gestapo", como se puede corroborar en la Caja 318 de las Investigaciones Políticas y Sociales del Archivo General de la Nación.

Además, dos prominentes sospechosos de apoyar al régimen fascista acapararon la atención en el país: Errol Flynn (acusado por Charles Higham como colaborador de los Nazis en Errol Flynn: The Untold Story), el famoso actor, y Jean Paul Getty, multimillonario estadounidense.

A esos círculos se sumó el magnate sueco Axel Wenner-Gren, quien era considerado uno de los hombres más ricos del mundo. Llegó con el pretexto de invertir en varias empresas, a bordo de su esplendoroso yate de 1,850 toneladas, el Southern Cross. Fue recibido por el hermano del presidente, Maximino Ávila Camacho, en el Puerto de Veracruz. Wenner-Gren era enviado directamente por órdenes del mariscal Hermann Göring, el segundo al mando de la Alemania Nazi, según se especula en documentos desclasificados por el Archivo General de Washington, recogidos en el libro Trading With The Enemy: The Nazi-American Money Plot 1933-1949.

El 9 de febrero de 1941 llegó a México Hilda Krüger, una actriz que probablemente colaboraba en los círculos nazis. Fue enviada directa del poderoso Dr. Joseph Goebbels, el Ministro de Propaganda del Tercer Reich. 

Sabotaje: Operación Pastorius

Quien tuvo mejor suerte para ganarse al gobierno mexicano fue Hilda. A menos de dos meses de haber llegado al país ya registraba entre sus amantes a dos altos funcionarios del gabinete de Ávila Camacho: el Secretario de Gobernación Miguel Alemán Valdés y el subsecretario de Finanzas Ramón Beteta, según cuenta un memorándum enviado por la embajada de Estados Unidos en México al Departamento de Estado el 1 de julio de 1941, y que aún se puede encontrar en el Archivo General de Washington. Según el servicio de inteligencia estadounidense, Krüger "viajaba a la ciudad de Toluca" con el Ministro Interior, y con el financiero al puerto de  Acapulco. Los agentes estadounidenses que la vigilaban informaron al Departamento de Estado que Hilda Krüger también se relacionaba con el Canciller Ezequiel Padilla y con el general Juan Andreu Almazán.

Krüger había entrado ilegalmente al país por Nuevo Laredo como ciudadana americana gracias a una carta de recomendación que envió Jean Paul Getty al Secretario de Relaciones Exteriores Padilla, como se encuentra datado por el FBI en un documento sobre la investigación del caso de Krüger. Para el 3 de julio de 1941, la actriz decidió legalizar su estancia inscribiéndose en el Registro de Extranjeros del Servicio de Migración. Su ficha, la número 137348 que se encuentra en el Archivo General de la Nación, precisa que es alemana, con 28 años, 1.65 m. de altura, soltera y actriz de teatro. Donde se solicita un nombre y domicilio en México de una persona que pueda dar referencias, la actriz escribió: "Lic. Miguel Alemán".

Gracias a la protección del Secretario de Gobernación, el aparato de espionaje que conformó Nicolaus pudo realizar exitosas operaciones para los nazis, como enviar a Europa "cientos de toneladas" de materias primas para fabricar explosivos. Enviaron reportes sobre movimientos navales de la flota de los Aliados y datos muy precisos sobre la producción de aviones en Estados Unidos y Canadá, así como informes respecto a la fabricación de material bélico. Un documento que devela con claridad estas prácticas, es aquel enviado por el capitán del Puerto de Coatzacoalcos, quien le informa al presidente Ávila Camacho sobre la llegada de estas mercancías, fechado el 15 de julio de 1942, y que se encuentra en el Archivo General de la Nación.

En marzo de 1941 las redes del Tercer Reich recibieron reportes sobre un buque inglés que se encontraba anclado en el puerto de Tampico. Inmediatamente tomaron la decisión de ejecutar el primer ataque contra un navío enemigo en este lado del Atlántico, para lo cual se planeó colocar una bomba y hundir el barco mercante artillado llamado Forresbank.

La noche del 11 de marzo se reunieron Walter Baker (el principal agente en Tampico), un marinero de apellido Juettner, Von Schelebrugge y Nicolaus en el Río Pánuco, donde estaba anclado el Forresbank. Baker consiguió una pequeña balsa de hule para llegar al barco por la noche: "Dejamos -narra Nicolaus en su declaración al FBI al término de la Segunda Guerra- a Schelebrugge en el automóvil. Baker nos acompañó al río. En seguida Juettner y yo nadamos empujando por delante la balsa con el explosivo y el alambre. Estaba oscuro y el agua aceitosa. El Forresbank estaba anclado lejos y nos tardamos media hora en llegar. Podíamos ver a los guardias a bordo, así como el cañón del barco. Tenía poco lastre y se veía buena parte de la hélice. Trabajamos juntos, amarramos con alambre la bomba en una de las aspas de la hélice que quedaba bajo el agua". La bomba estaba programada para explotar cinco días después. "Regresamos a tierra conservando la balsa, que fue devuelta a Baker. Cuando llegamos al automóvil Schelebrugge estaba dormido".

Después de perpetrar el atentado se mandó un reporte a los mandos de la Abwehr y se solicitaron instrucciones. Desde Berlín se les ordenó esperar, ya que su acción generó nuevos planes para atacar a los Estados Unidos. Así, Canaris diseñó la Operación Pastorius, el primer plan nazi para importar la guerra al territorio norteamericano.

El operativo, que tomó el nombre de Daniel Pastorius, líder del primer grupo de alemanes que llegó al nuevo continente, consistió en desembarcar en la costa este de EU a dos grupos capacitados para colocar explosivos en blancos estratégicos.

El proyecto fue aprobado y se ordenó a la Abwehr enviar submarinos a Florida y Nueva York.
Meses antes de que arrancara ese proyecto, el aparato de espionaje en México comenzó a infiltrar agentes nazis a los Estados Unidos. El principal colaborador en esta actividad era un importante empresario alemán de Monterrey llamado Guido Otto Moebius.

El 20 de febrero de 1942 se informó al Secretario de Gobernación que Nicolaus había viajado a Monterrey, "donde fue a ver a un alemán llamado Guido Otto Moebius", quien tenía una poderosa antena de radiotransmisor para recibir órdenes de Berlín.

Otro de los reportes de la Secretaría de Gobernación, conservado en el Archivo General de la Nación en la Caja 329 de la Galería 2, precisó: Otto Moebius "desarrolla gran actividad en compañía de los alemanes Kitscha y Massa, en el contrabando de agentes nazis entre México y Estados Unidos (...) Los agentes son llevados subrepticiamente a los Estados Unidos, y traídos a México en la misma forma". Por su parte, los espías norteamericanos informaron al Departamento del Estado que Moebius actuaba como "el jefe de la organización nazi local que incluye a 150 soldados perfectamente entrenados".

Cuando el Departamento de Estado conoció los informes mexicanos sobre el contrabando de espías, cambió su actitud frente a Miguel Alemán, quien "se había convertido en el representante de los intereses de Alemania en México" (Paco Ignacio Taibo II, "Café, espías, amantes y nazis", La Jornada, octubre de 2001) y comenzó una campaña para que se eliminara "la Quinta Columna nazi". La presión que ejerció Estados Unidos obligó al gobierno de Ávila Camacho a capturar a Nicolaus, Moebius y Krüger en marzo de 1942.

Las detenciones realizadas en México provocaron que los simpatizantes de Hitler escondieran sus tendencias ideológicas y comenzaran a colaborar estrechamente con el gobierno norteamericano. Para refrendar la nueva relación entre México y Estados Unidos, los mandatarios Manuel Ávila Camacho y Franklin Delano Roosevelt acordaron reunirse en Monterrey, el 20 de abril de 1943. Esto serviría para mandar un mensaje a los políticos y seguidores de los alemanes.

Durante sus cónclaves privados en Monterrey, los Presidentes Manuel Ávila Camacho y Franklin D. Roosevelt discutieron estrategias para la defensa de sus fronteras y la seguridad de ambas naciones.
Sin embargo, esos planes fueron conocidos por el disminuido aparato de espionaje alemán, ya que el traductor oficial fue un agente nazi incrustado en la oficina de la Presidencia, un teniente de nombre Roberto Trauwitz Amezaga.

La escena que se desarrolló en el majestuoso Palacio de Gobierno de Nuevo León ahora resulta cómica: el mandatario estadounidense, contando secretos de Estado para combatir al Tercer Reich con su homólogo mexicano, sin sospechar que el hombre que lo traducía era un agente que colaboraba con Nicolaus, y que incluso su hermana era la líder de las Juventudes Hitlerianas en México.  

HILDA KRÜGER

Nació en Colonia, Alemania, en 1912. Tras cursar los estudios básicos ingresó en la carrera de teatro, que le sirvió como trampolín hacia el cine. A principios de los años treinta tuvo sus primeras experiencias cinematográficas y entonces tomó el nombre de Hilda Krüger. Su primera intervención significativa fue en la película Frau Eva wird mondain, filmada en 1934. Creció en su carrera de actriz gracias al poderoso dr. Joseph Goebbels, el ministro de Propaganda Nazi. Goebbels quedó cautivado de manera inmediata por la belleza de Hilda, a quien sumó a la larga lista de sus amantes. Por su parte, la joven y ambiciosa actriz aseguró de esa manera su participación en las películas que producía el Tercer Reich. Salió de Alemania debido a que la esposa de Goebbels descubrió el amorío de la actriz con su marido. De ahí se trasladó a Inglaterra y posteriormente desembarcó en Estados Unidos. En México pronto se convirtió en amante de Miguel Alemán, secretario de Gobernación del Presidente Ávila Camacho. Fue también "amiga íntima" del subsecretario de Hacienda Ramón Beteta. Los agentes estadounidenses que la vigilaron informaron al Departamento de Estado que con el ministro se escapaba a Toluca, y con el financiero al puerto de Acapulco.

En marzo de 1942, Estados Unidos ordenó su detención para llevársela, debido a la gran influencia que tenía sobre el Secretario de Gobernación. Fue detenida pero  liberada poco después. Para evitar que la expulsaran del país, como estaba ocurriendo con otros alemanes que colaboraron con las redes del Tercer Reich, Miguel Alemán arregló su boda con un Play Boy mexicano: "Nacho" de la Torre, nieto de Porfirio Díaz, quien tenía una hacienda en Morelos donde realizaba fiestas a las que asistía la elite política y el jet set nacional. Después de su boda con Nacho, Hilda comenzó a pasearse por la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México para estudiar historia y cultura del país. Ahí quedó fascinada cuando conoció la vida de la Malinche, al grado que escribió una biografía sobre ella. En esa facultad, Ramón Beteta le mandaba un "kilométrico automóvil" para reunirse con ella. Se hizo amiga del historiador Edmundo O Gorman y de su esposa. En un viaje, la actriz conoció a un multimillonario venezolano que levantó un emporio en Cuba: Julio Lobo Olavarría, el Rey del Azúcar, empresario que llegó a tener un corporativo de negocio valuado en 30,000 millones de dólares.

No era el primer millonario que la pretendía: anteriormente la habían cortejado  Jean Paul Getty, el hombre más rico de Estados Unidos en los años 40, y Gert Von Gontard, el heredero de la cervecera Budweiser. Pero Julio Lobo no cautivó a Krüger sólo por su dinero, ya que era un tipo extremadamente  culto. Su principal contribución intelectual fue haber recopilado todo tipo de documentos y objetos relacionados con la figura de Napoleón Bonaparte. Hilda abandonó al nieto de Porfirio Díaz para irse con Lobo, quien falleció en Madrid en 1983, aunque le puso un departamento de lujo en Manhattan, Nueva York, en donde aún vive la actriz, según delata un perfil con su nombre en Facebook.

jueves, 10 de mayo de 2018

Semana de los Ricardazos

De Anaya y Alemán, los Ayatollahs Anti AMLO

De pronto esta jornada electoral para la Presidencia del país se ha tornado entre turbia y bizarra por las nuevas modalidades de desprestigio que algunos grupos de poder suelen aplicar para aflojar los ánimos del apoyo en masa, y no señalo izquierdas o derechas conste. Repentinamente unos acusan a los otros y tanto debates como contenido esenciales pasan de noche mientras sus argumentos de desprestigio mejoran y se afinan cada dos segundos.

Ricardo Anaya, para mi gusto un advenedizo político y un niño rico con más ambiciones que integridad (o en realidad debería ser: "Con muchas ambiciones y nada de integridad"), se jugó el todo por el todo para colocarse basado en su astucia y habilidad para venderse como el candidato a la presidencia por parte de una coalición que yo llamaría "Coalición de los gritos desesperados" y pateó a todo aquel que se le pusiera enfrente incluyendo a la esposa de su ex jefe Felipe Calderón, Margarita Zavala. Su discurso de "Soy el más honesto" es el slogan de siempre a través de los años desde tiempos inmemoriales y está tan desesperado por vencer a Andrés Manuel López Obrador que ante cada oportunidad se proclama futuro ganador, ya sea una entrevista, un debate o un análisis periodístico. Su mejor actuación de plagiarse a Edgar Allan Poe con aquello de "Nunca más!" le lanzó al electorado un claro mensaje de "Yo hombre rico, cuidaré de ustedes pobres y ricos para que las cosas mejoren para nosotros los ricos gracias a ustedes los pobres". No es raro apreciar que las filas que lo apoyan están compuestas por personas acomodadas, empresarios y comerciantes. Ironía al caso, su publicidad tiene a los pobres como mejor herramienta.

Pero Ricardo Anaya no es mi sorpresa en esta ocasión. Lo menciono porque me causó mucha gracia el ridículo que hizo en el programa de Tercer Grado (que confieso ninguno de ellos ha hecho un buen papel ahí) tras tantos discursos de triunfalismo acompañados de su característica arrogancia. Quien me dejó pensando mucho fue Ricardo Alemán, preparado periodista que desafortunadamente siempre escribió con el hígado y por más de seis años contra el candidato de izquierda, Andrés Manuel López Obrador haciendo de su carrera toda una causa Anti AMLO que, por si nunca se dio cuenta, contribuyó a convertir al tabasqueño en un personaje social, apto para las masas, para los pobres, para el barrio, para el campesinado, para la comunidad diversa, para el trabajador de salario bajo, para el adulto mayor que no puede jubilarse, en fin, para los que no salen en la foto de los privilegios. Si Andrés Manuel no tenía tantos simpatizantes hacia, digamos 2015, personas como Ricardo Alemán consiguieron que repuntara en ese sentido.

En algún momento él publicó algo y opiné en su columna y, palabras más o palabras menos, dije algo como esto: "Aunque creo que tu odio hacia AMLO es enfermizo...". El tema no lo recuerdo, honestamente, pero para mi gusto Alemán tiene preparación periodística y ciertas tablas pero su obsesión Anti Pejista lo llevó a enfocar su vida misma a odiar de manera idólatra a López Obrador. Fue tan oscurantista por tantos años que muchos que solían leerlo o verlo, o ambas, también solían llamarlo "El que odia al Peje". Y a ese grado extremo llegó Ricardo que en un arranque publicó un microblogueo (Twitter) que decía lo siguiente:

"A John Lennon lo mató un fan, a Versace lo mató un fan, a Selena la mató una fan, a ver a qué hora chairos. Les hablan".

No hacen falta muchos libros leídos ni ser la persona con más sentido común del mundo para entender el mensaje que ni siquiera está entre líneas sino de hecho bastante claro como el agua. Alemán perdió el piso y se extralimitó al lanzar semejante mensaje. Posteriormente acusó a MORENA (el partido de AMLO) de haber orquestado un linchamiento en su contra y de haber sacado sus palabras de contexto. Desde luego no es necesario sacar de contexto palabras que de manera espontánea surgieron para evidenciar un coraje personal, de odio e intolerancia que exhortó a su peor lado a confesar que, si de su cuenta fuera, mataba al candidato y como no se siente muy capaz pues lo promueve a ver quién se anima. No me sorprenden ni su odio ni sus criterios Anti "Alguien" sino que sea un periodista con licenciatura y maestría quien se dejara llevar por algo tan personal y visceral y alcanzara semejante extremo.

Alemán dice que MORENA coartó su derecho a la libre expresión. Lo que el señor Alemán olvida es que incluso el derecho a la libre expresión tiene sus límites de ética y moral y que una cosa es ser periodista y la otra muy diferente aprovechar el privilegio de serlo para vomitar un odio personal. No, no hubo tal linchamiento ni hubo una limitante de derechos inalienables como es la libre expresión, lo que sí hay es una evidente y temeraria necesidad de expresar un odio irracional que al señor Ricardo Alemán le ha costado su carrera y está a punto de costarle el título universitario bajo el cargo de "Prácticas contrarias a la ética profesional".

Como Anaya, Alemán olvida que, jodido y todo, vivimos en un país con derechos y obligaciones constitucionales.

Es cuanto

Messy Blues

martes, 17 de abril de 2018

Jactándome de lo injactable

Cuando Alejandra Barrales y Ricardo Anaya transmitieron un programa especial desde el "Ex Convento de San Hipólito", por cosas de la vida el Anaya estaba justo afuera de la oficina donde trabajo. Volteó a verme, yo con mi paliacate en la cabeza, imaginen, y sonrió comedidamente esperando tener que atenderme porque, supongo, habrá creído que se trataba de un "Anaya Fan" que se acercaba a rendirle pleistecías. Siendo como soy, el lector pensará que me desquité y lo agredí verbalmente o algo así, de hecho respondí con mi sonrisa burlona, esa que cae bien gorda, clavé la mirada en su huidiza mirada detrás de sus horrendas antiparras (anteojos) y saludé barriendo con los ojos. Me metí a mi lugar de trabajo y encendí la música en la compu. The Who, claro -ironía para variar, la canción "Won´t get fooled again", que es de protesta-.

Lo anterior fue cuando andaban armando su "De frente al futuro" y querían quedar bien con todo el mundo. En esos días había un promocional del wey este, Anaya, en el que "muy indignado" citaba las palabras de Edgar Allan poe: "Nunca más!" y cada vez que eso pasaba por la tele yo decía: "Chinga tu madre!". Nada tan insultante para el pueblo como asumir que es lo suficientemente ignorante como para no conocer la novela de "El Cuervo". Eso sí me caga y de hecho eso sí me zurró del tipejo ese. La cosa es que volví a mirar a mi compañero de oficina y le dije: "Ahí está tu cuate el fusil de Allan Poe", Anaya miró hacia dentro y me fulminó con la mirada, yo solté la carcajada. Jamás en mi vida había tenido semejante oportunidad de ningunear a un político como en esa ocasión, misma que sigo disfrutando y que estoy seguro le sigue incomodando al idiota ese.

Pero ni Anaya ni su sirvienta de lujo, Alejandra Barrales, son el centro de la problemática en que estamos hoy los mexicanos, lo serán si llegan a ganar, eso sí. Para ser honestos creo que México está en un periodo de "Meltdown" (fusión nuclear) en todo sentido. No hay fluidez de economía porque hay delincuencia y hay delincuencia porque no hay trabajo y no hay trabajo porque no hay fluidez de economía. Profundizando: no hay empleos bien pagados porque la gente no tiene experiencia, edad, capacidad académica, apariencia decente ni habla inglés mejor que el TOEFL y no hay gente capaz porque el 89% de los mexicanos no tienen oportunidad de pasar del bachillerato ya que sus familias no tienen dinero para costear estudios universitarios porque no hay empleos, a lo que se aúna otro problema, los Millenials que piensan que lo saben todo y no saben ni usar los cubiertos en la mesa, siempre pegados a sus computadoras, tabletas y/o celulares, pensando que el internet es la vida misma. En México no hay recursos para el pueblo ni oportunidades de apoyarlo como benefactores de crecimiento financiero y tampoco hay impulso al arte o a la cultura ya que los gobiernos nos han saqueado tanto que hasta han dado lugar a personas ignorantes. El Alcalde de Salvatierra escribe todo con letras mayúsculas y hasta libros publicados tiene. Esa es la cultura de México.

Pero estamos en el inicio de una guerra que amenaza estallar con todos los peores pronósticos. Por un lado a un Andrés Manuel López Obrador que, si bien cree defender algo justo, también ha permitido que a su alrededor crezca la mala hierba y mucha de su gente sea de la misma calaña que la basura que él dice combatir. En seguida vienen Anaya y sus cirqueros, Barrales diciendo incoherencias de las muchas cosas que ella logró combatiendo la discriminación, defendiendo a las mujeres y apoyando el matrimonio igualitario. Eso sí, jamás habló de educación, crecimiento económico, infraestructura urbana ni seguridad pública y Anaya terco golpeando al PRI y al Peje y hasta contratando a una boxeadora -que difícilmente habrá leído un libro- para defenderlo (eso sí es una vergüenza) pero sin darse cuenta que ya es capital de las mofas que suelen hacer sensaciones en redes sociales. El Movimiento Ciudadano mismo hace mofa de su estúpido Gingle del mocoso cantando "Movimiento Naranja" (ya me tenía hasta la madre) y ellos mismos hasta retiraron dicho promocional. Evidencias de que el ejercito de Anaya no es tan sólido como él presume. Anaya, por cierto, habla de mucha educación, de mucha preparación, de mucho mundo y de hablar más idiomas que un perico y no se da cuenta que está discriminando a la gente mayor que aún puede trabajar, a los que no pudieron terminar una carrera y a quienes no pudieron aprender a hablar inglés, o sea, se vende como un próspero rico para gobernar a un pueblo que su partido terminó de joder.

Meade?, ese sí Pobre Diablo, la verdad. A juicio personal creo que en cierto modo es el menos nefasto de todos pero se cobijó de la peor manera para su carrera política. Es un tipo gentil y evidentemente preparado (y educado!!) pero en la política se necesita hígado de acero y mucho cinismo (como es Anaya, por ejemplo) y el señor Meade definitivamente es "El buena onda" de la clase. Tibio, demasiado reflexivo y hasta desesperante pero algo sí diré a su favor, el único de todos que ha demostrado clase. Nada qué ver con Gerardo Sánchez y sus huestes de arrastrados, hablando de políticos de Salvatexas y del común denominador del PRI.

PRD?????, Por Dios, es en serio???. Un partido que surgió de la cuna de la "Liga comunista 23 de septiembre" y que ahora se maneja con la peor demagogia y fracaso políticos no puede darme más que lástima. Sus alianzas contranatura con Acción Nacional sólo pueden inspirar Asco. En su momento yo mismo llegué a compartir algunas de sus ideas pero siendo el partido de izquierda se alía con el sinarquismo del PAN para ganarle al PRI, vaya, esa es una manera de saberse inferiores y el PRD hace mucho que no es inferior sino lo que le sigue. De milagro existe. Ah no, es gracias al PAN, cierto, perdón.

Reflexión: La presente guerra electorera no es algo que debamos culpar a ninguno de ellos, de hecho hasta los admiro por haberle ganado el pastel a ratas peores. La culpa de que tengamos tan mediocre carrera presidencial y electorera es gracias a usted, a mí, a su vecino, a su amante, a su lo que sea. Es gracias a nuestra apatía, a nuestra flojera, a nuestra forma aprovechada de ser, a que nos gusta el dinero sin trabajar por el mismo, a que nos espantan los retos, a que nuestra soberbia es mayor que nuestro sentido común. Todo esto se debe a que nos negamos a tener empatía por nuestros vecinos, paisanos y compatriotas; a que descargamos cosas de internet en lugar de pagarlas, a que le robamos la señal al vecino, a que regateamos al comerciante, a que robamos libros o también los descargamos por internet, a que todo lo queremos gratis, a que queremos que nuestro puesto de dulces venda millones desde el primer día, a que preferimos irnos a que nos humillen a Estados unidos en lugar de levantar México. No señores, esos que suspiran por Los Pinos no son gente ratera, son gente que perfeccionó el arte de aprovecharse de los demás y hasta deberíamos aplaudirles que en este momento están comiendo mejor que usted y que yo y cuyos hijos o nietos o ambas cosas ya tienen asegurado su futuro y a nuestros hijos que Dios les ayude, Gracias a Usted y a Mí.

Ese es el punto, puedo jactarme de no estar metido en la grilla pero ese es precisamente el problema, por desentenderme tendré el gobierno que merezco. Así que, estoy jactándome de lo injactable.

Es cuanto

Messy Blues

miércoles, 11 de abril de 2018

Y el Óscar por mejor drama es para.....

Dramas y circos del protagonismo de rancho.

Hace unos días en mi muro de Facebook alguien mencionó al Divo de turismo en Salvatexas Gulch y sin saberlo respondí haciendo alusión a cierto "amigo" que se ha autocolocado como la figura y personaje del pueblo. A mí me criticaban por decir que "quería ser el único" (como músico de rock) pero él no quiere ser el único, asegura que lo es (como mimo de tres pesos) y en ese asunto de las menciones no faltó quién se metiera a defenderlo a ultranza y a repartir cocolazos.

Por un lado me da "harta" risa. Una vez se me ocurrió mencionar cuando ese genial "Clown" me dijo que yo debería fijarme primero en mí mismo antes de criticar y se mega encabronó insultándome y llamándome "mediocre", claro, mencionando sus "logros" a favor de Salvatexas y demeritando mi trabajo aunque me da igual, en Salvatexas jamás han reconocido ni reconocerán mi labor. Pero el tema es el mimo mimete cascabelete, hoy parte de la plantilla de Alejandrina Lanuza así que, de por sí andaba insoportable, ahora no habrá quién lo aguante.

Pero monstruos como el amigo "Actor", como Roberto Alvarado, como José Herlindo Velázquez, como Rito Vargas, como... como todos los de los que se quejan, son creaciones del pueblo mismo. En Salvatexas nunca han aceptado la diferencia, nunca han abierto sus mentes al cambio y jamás aceptarán la capacidad de los propios, prefieren que sean sus cuates y conocidos quienes les den de cubetazos en la cabeza.

Yo siempre me había pronunciado a favor de Herlindo y no por ser mi compadre sino porque lo consideraba una persona equilibrada y centrada. Cuando supe que se postulaba pensé que habría un cambio real en Salvatexas pero resultó igual o peor que los anteriores presidentes municipales. Bastó con que le hiciera la siguiente pregunta: "Por qué protege tanto a Roberto Alvarado?", para que mi compadre Pepe Velázquez me borrara de su "face" y me dejara sin responder dicha pregunta. Qué habría hecho mi compadre si le hubiera preguntado: "por qué manifestaron los gastos de los cursos de capacitación de seguridad pública muy por encima de su gasto real?", no me imagino qué hubiera hecho pero aprovecho: "Por qué presentaron esos gastos con precios inflados Señor Presidente Municipal de Salvatexa Gulch?". Apuesto lo que sea a que no responderá y me acusará de resentido e ignorante (aunque yo leo más que él, jajajajajaja).

Pero retomando el tema. El otro amigo mimoso tan dramático y celoso de su papel de "actor", así se auto cataloga, que sube videos protagónicos con gestos que envidiaría Sir Lawrence Olivier y que se indigna porque Salvatexas a veces no figura como Pueblo Mágico, ha llegado al exceso de amenazar con "Meterle unos putazos" a su colega en turismo, olvidé el nombre jajajajaja, y ha tratado de quitar todo estorbo de su camino. Me encantaría mencionar que sus ideas de casonas y leyendas se las plagió a otra persona y yo sé a quién, que no se le olvide. Algo es verdad, el piso jamás debe de perderse.

Y así entre Herlindos y Alejandrinas (y su plantilla de moscones) Salvatexas se pierde, se pierde, se pierde, se perdió ya!.

Es cuanto

Messy Blues

martes, 6 de marzo de 2018

Esas reelecciones

Del sufragio efectivo que el PRI inventó y que acaba de eliminar.

Para ser honesto siempre creí que Francisco I. Madero había tenido el único logro válido de la Revolución Mexicana al derrocar a Don Porfirio y establecer el Sufragio Efectivo No Reelección como la mejor modificación a las leyes. Entre los años setenta, ochenta y noventa del siglo pasado me di cuenta que el PRI ejercía una especie de Neo Porfiriato en el que, de manera disfrazada, se eternizaba en el poder hasta que vino el panista Vicente Fox y los sacó del mismo (que ya el botudo metió la pata por todos lados es otra cosa). Bueno pues resulta que ahora es válido reelegirse si se tiene un puesto como alcalde, cosa del PRI, y pues entonces hasta la Decena Trágica valió madres porque Francisco I. Madero entonces murió en balde.

Así las cosas mi compadre Don Pepe Velázquez, Médico, decidió que, aprovechando tal beneficio, no le caerían mal otros tres años de alcaldía, oficialmente para dar seguimiento a los proyectos, pero realmente para seguir haciendo enojar a Salvatierra. En duda queda el gasto de seguridad pública en cursos y entrenamientos con un costo determinado que al final se triplicó al ser presentados a la contraloría, tanto la municipal como la estatal. Es decir, los cursos costaron al menos tres veces menos de lo que los funcionarios dijeron que habían costado. El directorcillo de fiscalización ejerce una suerte de tiranía en los comerciantes ambulantes sacando partido de ello y se da el lujo de maltratar a quienes "no se mochan" con él y sus escuderos. Las obras que mas o menos ha logrado bien esta administración son herencia de Lupe Nava y, más vergonzoso, de Rito Vargas (quien a su vez retomó algunas cosas que Raúl Cardiel había dejado como propuestas). Total, ni seguridad pública, ni circulación de capital ni nada de nada efectivo como para pisotear el Sufragio Idem.

Pero lo que sí resulta un poco de Ripley es, aparte de la jalada de llevar a Salvatierra oficinas del WTC (sí estimado lector, del World Trade Center), la polémica desatada respecto a retirar la estatua del Cardenal Posadas Ocampo de la glorieta de San Cristobal, asunto que ha confrontado a conservadores contra los aprovechados (porque de liberales tienen lo que yo de astronauta). Pero esta historia sí requiere cierto cuidado al ser analizada y mencionada.

Y es que en este tema hay varias culpas morales y muchas administrativas. Por un lado la imposición en 1993 de colocar la estatua por parte de una Asociación Civil o Patronato o Comité, o lo que sea porque como figura particular no puede establecer patrimonios en propiedad publica, y la glorieta lo es, luego entonces ahí hubo una primer falta. por qué la pusieron?. Bueno, para ser francos el señor Posadas era un desconocido en el pópulo hasta que lo confundieron en el aeropuerto de Guadalajara y fue asesinado. Se dice que alguien mencionó que era de Salvatierra y creció tal idea, que nunca se comprobó, y de esa manera alguien muy conservador y tradicionalista se puso a trabajar en lo de la estatua. Como en ese entonces era el PAN el que gobernaba, compuesto por militantes de notoria inclinación católica, decidieron que Posadas Ocampo realmente merecía el honor y la administración cardielista (primera vuelta) facilitó el asunto. Finalmente se erigió la estatua susodicha. Ahora bien, en la administración de mi compadre Don Pepe destaca la falta de pericia en todo sentido y el manejo adecuado de las políticas sociales definitivamente no son su fuerte por lo que pensaron que retirar la estatua era solamente cosa de retirarla sin más miramientos. En este sentido habrá que darles un poco la razón, la estatua de origen particular y cuyo dueño tiene nombre de causante moral, no tiene el derecho de ocupar un espacio en propiedad pública, y de hecho legalmente debería ser objeto de falta.

Pero el problema no es ese. La verdadera bronca de la administración priísta actual es que nadie en la misma conoce su oficio (probable excepción de Carlos Silva López, por arte y cultura) y nadie supo tener la visión de ir a la raíz del problema legal y así solicitar al gobierno del estado la remoción, legal, de la estatua. Como ejemplo: si un niño va y le quita al otro una paleta el abusivo merece castigo pero si el niño despojado va por el hermano mayor y entre ambos le propinan una paliza al abusivo entonces el peor caso es el último y eso sucedió precisamente con este asunto, la administración de mi compadre Don Pepe abusó de su poder para beneficiar a terceros PARTICULARES a quienes la estatua estorbaba. De esa manera perdieron todo respaldo legal en el asunto.

Para apreciar la calidad y categoría de los lambiscones de mi compadre Don Pepe Velázquez convendría ver el videoal final del posteo (más tarde pongo el otro) que son un asunto que sí requiere atención de las instancias legales correspondientes para aplicar un vero castigo a los abusivos que, además, cobran mucho dinero a costa del erario.

Seguiré poniendo al día este tema. Gracias por leer.

Messy Blues

Post Data: Amo a mi fuente, jajajajajaja. Ya en serio, agradezco al Sol del Bajío por su excelente labor y les expreso todo mi respeto.