sábado, 13 de octubre de 2007

Bitácora Social de Salvatierra, Capítulo I

Los errores, los horrores, el caos y la división

Hace una semana todos pensábamos que dejaríamos de mencionar a la marquesada al menos de un modo generalizado y al parecer hoy está más vigente en su naturaleza pretérita y consecuental en rabiosos debates y propagandísticos discursos que incluso los panfletarios oficialistas del PAN no se tragaron tan fácil (checar el "Asi Sucede" de este mes"). La Marquesada promete acrecentar su encono y la polarización de Salvatierra en dos sectores de por sí demasiado marcados por una frontera cuya diferencia es comer o no comer y que pone en jaque a una sociedad que no vive sino que sobrevive a sus gobiernos que tienen al municipio en una prolongada caída en picada desde el 2000 en que Osamano Arreguín Laden asumió el cargo de alcalde.

No se puede exagerar los alcances fascistas del panismo porque ya el panismo actual es por sí mismo una exageración pero ciertamente sus ideales swastikos no son precisamente los más adecuados en un pueblo como el nuestro cuyo principal y primordial objetivo es subsistir, aún dentro de la moralidad que, afortunadamente, aún sobrevive en las familias de comunidad entre gente realmente unida.

Ese "Frankenstein" llamado "La Marquesada" amenaza con no morir, ni siquiera tener una agonía, amenaza con crecer cada día y devorará a sus propios creadores al terminar de exprimir al pueblo y a la gente que apoyó su crianza. La Marquesada no es ya en sí un simple debate de izquierdas o derechas y de hecho no es un pleito personal entre grillos resentidos y funcionarios oportunistas como tampoco es una simple muestra de la incapacidad de esos funcionarios de planear lo que ellos llaman "una buena idea", es este monstruo un vil pretexto para externar el ya multicacareado encono entre arribistas y gente que no se atreve a reclamar por miedo a verse exhibido. Es una guerra fraticida entre ricosnuevos engañados por un sistema de fachada "Barbie-RBD" y personas realmente fastidiadas por el impacto ecónomico de los abusos del poder. Es el mero pretexto de señalar a las izquierdas como "Rojillos Populistas", por parte de los privilegiados, y de arremeter contra el poder en "bola" por parte de los afectados. Debe ser, claro, una alegoría porque desde luego no generalizo ni hablo por todos, muchas honrosas excepciones debe haber.

La Marquesada, esa cruz calvárica llamada La Marquesada, es solo un motivo para que el disgustado pueblo salvaterrense exprese rencor hacia la administración actual y la reacción de las clases que creen el milagro del cambio (Axión NAZIonal pues) para desquitar su enfermizo odio a los que ellos consideran inferiores (la clase baja, los pobres, los que tenemos hambre).

Para desgracia mía y de los derechistas esto es solo el principio de un fenómeno que se dará mas abiertamente en un futuro inmediato con las conocidas panfleteadas de anónimos medrosos (pero encab...nojados) y eso no será consecuencia directa de la marquesada (y creo que ya ha quedado entendido de manera redundante) sino de las muchas razones retenidas por unos y por otros en pequeñeces que van del cobro de estacionamiento y su dubitativo destino hasta las instalaciones de la UNIDEG que hoy están abandonadas, pasando por gastos y mas gastos no aclarados que la administración actual está haciendo desde diciembre pasado. Incluyendo aquel asunto de una delegación civil salvaterrense que, visitando Ixtapa, se encontró a nuestro edil en el mismo hotel cuando arribaron a esa ciudad (asunto que por cierto me valió un error cuando al que ataqué de ello fue al hijo del caballero. Por cierto también, una disculpa al chamaco).

Pero los toros, micheleadas y diversión sin fin con elevado costo para el contribuyente no son sino meras células que componen el TODO de un fracaso disfrazado de éxito y que se convirtió en otra razón para dividir más al pueblo entre la demagogia de funcionarios ineptos y un margen de ciudadanos que a pesar de pagar impuestos, costos y ser civilmente responsables, tienen que enviar a alguien de la familia a la unión americana o en un caso extremo recurrir a opciones terribles no mencionables ante los derechistas persignados.

Uno de los puntos más débiles de la maquinaria propagandística de la burocracia fascista es precisamente su publicidad en la que en casos contados puede ser buena artísticamente (aunque como diseñador le pondría bastantes peros) pero en modo general está plena de errores que demuestran la incapacidad que menciono arriba.

Una de las jugadas mas inocentes e ingenuas es el tratar de hacer pasar los recursos del Ramo 33 Federal como logros municipales y eso se puede apreciar en la publicidad de "Así Sucede" (oct 5 de 2007) en donde, en contraste al resto de municipios, Salvatierra es el único que pomposamente presume de manera estridente muchas mas obras sin aclarar precisamente el vero origen de las mismas por lo que el asunto de los dineros municipales siguen sin tener destinos claros.

Y deteniéndonos un poco en esta ola propagandística vemos la oficial y la no oficial. La primera está mal coordinada y mal revisada, como señalo arriba y para muestra un botón:

Las obras que señalé del Ramo 33 son promovidas como si la actual administración pudiera enarbolar el rotundo éxito digno de añadirse a "Foxilandia" cuando el resto de municipios presentan un solo logro y tal vez menos detallado pero bastante mas sustentado y real que los multipresentados por Salvatierra.

Pasemos ahora a aquel terrible duende llamado "Expresividad, ortografía y gramática", que es pequeño pero igual de letal como proyectar a quien lea la altura de preparación de quien está haciendo la publicidad. Veamos la siguiente imagen:

Este ya lo había mencionado antes pero como lo había prometido presento pruebas.

Así que ante una apreciación general de que esa maquinaria propagandística que tan perfecta fue durante la campaña de miedo en el 2006 y que le sirvió al Calderón para apoderarse de la presidencia de la República, hoy vemos que no todos los sectores de la misma llevaron el mismo curso ni la misma preparación y que seis años atrás con menos recursos el PAN obtuvo mucho mejores resultados. Reconociendo que Jesús Cervantes fue mas cuidadoso en proporción y experiencia.

Y es el equipo del señor alcalde el que lo está llevando a uno de sus peores capítulos en su carrera política (que algunos buenos puntos ya tenía) y que está por confrontarlo con el pueblo que él intenta gobernar (y que su gente parece hacer hasta lo imposible por no permitírselo). La Marquesada fue un respiro para algunos, muy pocos, y una carga para los que pagan puntualmente toda clase de impuestos y que en un periódo de seis meses verán reducir su capacidad adquisitiva precisamente por dardos mal calculados como el evento dichoso.

Ahora bien. La Marquesada fue un "algo" que pudo haber contenido un 50% de buena intención disfrazando cierta vanidad política (y propagandística) que intentó hacer cortina de humo a males que ya pesan en Salvatierra como la falta de cuidado ambiental (todos recordaremos aquel 2 de enero del 2002 en que fuimos evacuados por gases contaminantes de Clariant), la falta de propuestas agrícolas que optimizaran producciones y colocación de estas en el mercado, la falta de atención en servicios de toda clase y hasta las razones de por qué se redujo la capacidad de nuestro municipio para crear empresas locales en lugar de esmerarse en traer gabachos al pueblo.

La peor consecuencia de todo esto aún no se ha visto reflejada y es el futuro choque entre dos perfiles totalmente diferentes entre sí de un pueblo que nunca ha tenido precisamente una clase alta dicho de manera justa y siempre ha tenido un alto margen de pobreza que alguna vez en su historia tenía como meta un empleo estable en la fábrica Carolina y Reforma (que actualmente también contamina bastante). El futuro polarizado de Salvatierra acarreará consecuencias que irán de lo simple hasta lo fatal tomando en cuenta que mucha gente disgustada ni siquiera sabe utilizar internet y que aloja resentimientos desde el trienio de Gerardo Sánchez, quien ni siquiera es panista.

Con la reciente declaración de cuentas sobre el evento, la administración se ha puesto por sí misma en cadalso, lo malo de esto es que ha creado una guerra municipal entre pobres, que somos muchos, vs pseudoricos, que son muy pocos.

Messy Blues

Acá como regalo del día, inspirado en una canción de Los Who (Won´t get fooled again) una reflexión de lo que sucede paralelamente al éxito y no se menciona


1 comentario:

TheQuietOly dijo...

Muy interesante posteo. Algo que estoy por publicar es una ardua investigación de Carolina y Reforma y Clariant respecto a cómo están contaminando el aire y el agua de nuestro municipio, jejejejejejeje. Ups