Si me conoces no alardees

Si me conoces no alardees, yo se quién soy

Frase del día:

sábado, 4 de marzo de 2017

Salvatexas, tan lejos de Dios y tan cerca de Marx

Tempestades que están en casa

Hace once años comencé a escribir en este blog específicamente como parte de una guerra ideológica contra Felipe Calderón y, reconozco, a favor de AMLO. En la misma incluí de manera inherente a Raúl Cardiel como parte de esa aplanadora panista que se llevó, por fraude o lo que sea, las elecciones de 2006. Definitivamente nunca hubo manera de comprobar que el Yunque guanajuatense hubiera hecho fuerte al PAN pero sí se sabe de otras manipulaciones que definitivamente lo responsabilizan. Hoy, once años más tarde, el PAN tuvo que aliarse con su entonces Alter Ego, el nefasto PRD, para ganar una mayoría de gobernaturas que se antojan, no Anti PRI, sino más bien el resultado del hartazgo. AMLO cayó de mi gracia y, al final, Felipe Calderón quedó como un gris y patético recuerdo en la sociedad.

Pero enfocándome a Salvatexas las cosas cambiaron pero para mal. Hace once años aún había la libertad de de caminar incluso de noche por las calles sin miedo alguno, podías comprar una torta del gordo a las 11 de la noche, podías ir a la farmacia Guadalajara una hora más tarde y hasta podías tener tertulias en la Explanada del Carmen y el Jardín Grande pasada la media noche. Si habrías un negocio solo tenías cualquiera de dos resultados, o pegabas o fracasabas y esto último generalmente se debía a la falta de cálculo y estudio de mercado (o porque desatendías el changarro). Existían, cierto, los malos hábitos como la bebida, ciertos niveles de drogadicción y hasta prostitución pero todo era de tal manera que parecían existir dos mundos paralelos en donde no era sencillo que los menores se encontraran de frente ante estas cosas y la ciudad, mal que bien, esperaba un "algo" que le hiciera salir del estancamiento pero siempre con cierta postura positiva (al menos la gente creativa).

Pero llegó el poder desmedido de un PAN que no conoció las limitaciones después de que Fox comenzara a colocarlo como la primer fuerza política a nivel nacional y con ello Salvatexas se pintó de azul por seis años previos y el gobierno local se esperaba hostil para la izquierda y progresista para la derecha. La gente de "buenas costumbres" esperaba que el gabinete de Raúl Cardiel pusiera orden (orden que dejó de haber desde que Moisés Ramírez entregó el poder en el 2000) y había un curioso ambiente, por un lado de repudio (de todas las zonas rurales) y por el otro de apoyo y optimismo en la clase alta, dejando a la clase media baja y clase baja en una especie de incertidumbre que le convirtió en el "pueblo romano" apático a inmiscuirse en la política y presa de arribistas de escritorio.

Cuando supe que San Miguel de Allende había ofertado el evento denominado "Sanmiguelada" (pamplonada, etc) y que Rodrigo Carrasco y Ricardo Cardiel habían gestionado eso para Salvatexas utilicé este blog para dar mi opinión personal y sucedió lo inesperado: la gente me leyó y tan fue así que, si bien me causó confrontaciones con los panuchos y hasta amenazas de ellos y sus simpatizantes, también hubo gente que de manera fiera apoyó mis escritos. Por un lado fue hasta emocionante, el propio Francisco Ramírez Acuña intentó intimidarme diciendo: "Lo que haces es inconstitucional y cae en delitos como la difamación de honor y falseamiento de declaraciones...". También, empero, me alejó de muchísima gente. La Marquesada ha representado todo un asunto respecto a si es buena, mala o mediocre y personalmente creo que es solamente el tipo de cosas que Salvatierra no se merece pero su gente sí ya que refleja mucho de todo, tanto de lo malo como de lo bueno. Algo es bien seguro, la candidez de Rodrigo Carrasco fue apoyada por las buenas intenciones de Raúl Cardiel y en el caso de Rodrigo siempre habrá la duda de si lo hizo por beneficio propio en talante a su Curriculum o porque esperaba beneficio monetario en tanto Cardiel ya no necesitaba un beneficio ni monetario ni político, punto que puso a sus hijos en la mira de la opinión pública (y ellos pensaron que era cosa mía, no les digo?).

Hoy, once años después, Salvatierra es tierra de nadie. Yo lo dije en este blog hace diez años y llamé al post "La Comala del Futuro" y mencioné punto por punto lo que iba a suceder con la ciudad y tal franqueza me valió ser aún más marginado de lo que ya estaba y me convertí en ese "Extraño enemigo" de la sociedad, al grado tal que decidí exiliarme voluntariamente. O creces o mueres en vida. La cosa es que ni es seguro andar por las calles, ni de día ni de noche, ni es muy inteligente caminar por los portales sin chocar con las mesas de los negocios familiares de los funcionarios (Ups!). No hay un progreso real aún con la entrada de Oxxo, Aurrerá, Soriana y el "turismo" que ganó Salvatierra es de una seria consideración crítica. Los negocios de antaño enfrentan números rojos y los pequeños comienzan a caer por el peso del "progreso". Pero no es privativo de Salvatexas, desde 2006 y a nivel nacional las cosas comenzaron una decadencia tal que hablar de México en un enfoque de estabilidad y desarrollo es hablar de los muchos millones de pesos que cientos de funcionarios en once años se han echado a la bolsa. Tanto critican a AMLO de ser un parásito que vive de su partido político que no han pensado en que con su saqueo ellos lo crearon.

Y Salvatexas va peor en el sentido económico a pesar de que hay gente que ha demostrado capacidad. Aquí entra la psicopatía de algunos personajes bien sabios y conocedores que pueden criticarte de "consumista" y tirarle calabaza a los gobiernos "capitalistas" y que son capaces de cuestionarte que no puedas sobrevivir con 200 pesos para ti y que el gobierno subsidie lo demás. Es interesante escucharlo de un miembro del Soviet Supremo pero viniendo de un personaje que vive en una propiedad privada (de su familia) con un teclado Yamaha (en su momento de última generación) comprado en EEUU y que viva del presupuesto para la educación como que la cosa no es tan "creible", no?. Más aún, que se atribuya la autoridad moral y musical como para decir que "los músicos de Salvatierra son unos mediocres..." me tendría que justificar su hábil lectura de partituras y, especialmente, su preparación en una escuela de música para que pudiera soltar el hocico tan fácilmente como acostumbra. Desafortunadamente algunos piensan que estar envejeciendo representa por fuerza también hacerse sabio y eso no es verdad. Por personajes como ese que menciono, y que hay muchos, es que ciudades como Salvatexas no consiguen salir adelante pero también contribuyen cosas como la mencionada apatía social y la migración obligada (derivada de los malos gobiernos que han saqueado al país). La falta de oportunidades en un país como el nuestro es una manera de violencia y ser una persona conflictiva, mentirosa y manipuladora es una manera de ejercer dictadura moral.

En este espacio alguna vez critiqué a algunos colegas y de hecho hasta los ridiculicé pero no faltó quién me sacara de mi error aclarándome que ninguno de ellos se había metido realmente conmigo (como me lo habían hecho creer algunos sociópatas) y eventualmente busqué a uno por uno ofreciéndoles disculpas. Los más importantes las aceptaron, afortunadamente. Estos colegas que tanto ataqué hoy han trascendido, han logrado cosas y han dejado huella. Tener colegas coterráneos que han hecho giras al extranjero, que dirigen orquestas a nivel nacional, que tienen estaciones de radio por internet y que son capaces de integrar un movimiento cultural es, por lo que a mí respecta un privilegio. El problema en Salvatexas es que la gente no deja de ver su propio cuarto blanco, no parece querer tener mejor visión que lo que come el vecino y así tenerle envidia. En Salvatierra el mejor negocio es pegarse a un partido político (especialmente si es el que más ventaja muestra) y en algunos casos hasta dimitir a favor del contrario a cambio de un "hueso". Perseguir un puesto "de planta" es otra opción para sobrevivir pero la creatividad parece haber desaparecido de repente.

Dificil la tiene mi amigo Carlos Silva López poseyendo una buena visión para difundir la cultura pero caminando sobre terreno "minado" después de que la tempestad de la avaricia panista dejó a Salvatexas al borde de la ruina. Hay muchos errores y cosas que deberían quedar claras en esta administración, cierto, pero, paralelamente a lo malo, al menos ha surgido algo que por años no sucedía, comenzaron a sobresalir los talentos y eso le duele más a las ladilla y a los envidiosos que lo que hubiera podido lograr este blog.

Es triste que haya gente mediocre y traumada que a sus casi 60 años no haya aportado absolutamente NADA a Salvatexas y aún así se atreva a demeritar a los que sí hacen algo por el municipio. Retomando con esto esa patética situación de una persona que se quedó en el centro de su reducido universo mientras el resto ya fuimos, venimos y estamos por volver a ir.

Todo lo escrito aquí como mera reflexión.

Es cuanto.

Messy Blues

No hay comentarios.: